Listin Diario Logo
18 de octubre 2018, actualizado a las 06:10 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
El Deporte viernes, 18 de mayo de 2018
0 Comentarios

TRIBUNA

Cuidado con La Normal

Pedro Almonte

El play de La Normal
ficha técnica

Fue inaugurado en 1946, siendo Presidente de La Republica el dictador Rafael Leónidas Trujillo, su construcción la dirigió el destacado Ing. Bienvenido Martínez Brea (Bebecito), se le ha llamado tradicionalmente así, Play de La Normal, porque es contiguo a la antigua Escuela Normal Presidente Trujillo, hoy día Liceo Juan Pablo Duarte y sus alumnos siempre han hecho uso de este como instalación deportiva. El mismo sirve a más de 22 barrios de la parte alta de la capital, siendo hoy día la única instalación que alberga el beisbol infantil en todas sus categorías en esa area, con más de 10 escuelas de beisbol funcionando actualmente.

Está insertado urbanísticamente en el populoso barrio de Villa Consuelo del Distrito Nacional, rodeado perimetralmente por las avenidas, Duarte al este, Quinto Centenario al norte,  calle María viuda de la Cruz al sur y  calle Hermanos Pinzón al oeste.

Ocupa aproximadamente un área de 62,000 m2 y un perímetro de 1800 mt. El campo de juego está conformado por una combinación de arcilla y arena en los carriles y cuadro interior y grama o pasto tipo bermuda en los jardines y cuadro interior combinado. Actualmente  muy desgastado. Tiene una distancia por las líneas derecha e izquierda en los jardines (left and right) de 330 pies y por el center 365 pies, mide por los canales  335 pies. Posee drenaje subterráneo (tuberías, registros y filtros) actualmente en malas condiciones.

Sus graderías son  de hormigón armado con una capacidad de publico sentados de 4500 espectadores , repartidos en gradas centrales y bleachers, todas bajo techo, la estructura portante de techos y gradas está compuesta por pórticos de hormigón armado, que sustentan las gradas, así como también al techo en vuelo también de hormigón armado. Los bleachers lo conforman pórticos y gradas de hormigón armado y techo reticular de acero y aluzinc.

 Técnica y funcionalmente, el estadio posee  todos los servicios higiénicos y sanitarios para el atleta y el  público, recibidor, boletería, rampa y pasillo de acceso y circulación, para el público y jugadores, baños, vestidores, oficinas administrativas y de la Federación Dominicana de Beisbol, dogout, back stop, palco de prensa y transmisiones, cafetería, sala médica y de masajes, pequeña cocina y un área que sirve de dormitorio para atletas. Posee un sistema de iluminación de metal halógeno y torres de sustentacion, Todos actualmente en condiciones deplorables y sin uso.

Cuidado que hay que tener en una posible intervención/ reparación:

Sabemos bien que en los países nuestros donde hay tanta necesidad de obras nuevas y en distintos renglones, que no son únicamente deportivos, además que dar mantenimiento no es político, los gobiernos casi nunca contemplan en los presupuestos de gastos, el mantenimiento preventivo, sino que tenemos la cultura de intervenir cuando se  ve y se comenta el famoso ““se está cayendo a pedazos”, al  play de La Normal se la aumenta el problema, porque tiene de construido 72 años (1946), esa no es solo una estructura vetusta que refleja los años en su deterioro, sino también, que su edad estructural por sí misma es un verdadero peligro público, adicionándole a ello que en el tiempo que fue construido, no se soñaba ni siquiera en el país y el mundo con las importantes normas y reglamentaciones antisísmica en las construcciones.

Deben entonces las autoridades sopesar el gasto en esa intervención, por lo que les sugiero antes de “rescatar” ese histórico estadio, ordenar un estudio serio  de estabilidad estructural y la evaluación de las condiciones física  de los elementos, principalmente del hormigón armado, para así determinar si gastamos de nuevo en la famosa  pintura de fachada y “paño con pasta” de siempre o realizar un trabajo más profundo (pensando hasta en una posible demolición) más ponderado técnicamente, en fin, más apegado a la construcción de nuestros tiempos, luego de 72 años de historia y uso intensivo, siendo hogar activo del beisbol dominicano,  este estadio debe dar pasos a una estructura funcional , no romántica.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre