SEMIFINAL OESTE

Jazz busca tomar ventaja de 2-1 sobre los Rockets

Utah y Houston van a su tercer partido de la serie este viernes

  • Quin Snyder, entrenador de los Jazz de Utah, conversa con el árbitro Tony Brothers en la primera mitad del segundo partido de la serie semifinal de la Conferencia del Oeste contra los Rockets de Houston.

AP
Nueva York

Quin Snyder entró a su conferencia de prensa después del segundo juego de las semifinales de la Conferencia Oeste con una mirada estoica, frotándose lentamente la frente, casi sin romper algo que pudiera parecer una sonrisa.

Y él estaba en el lado ganador.

Esto es muy claro sobre Utah Jazz: no se sorprenden por estar en esta posición. Un equipo que fue descartado por los apostadores de Las Vegas y supuestos expertos que llegó a la temporada después de perder a Gordon Hayward en la agencia libre, ganó 48 juegos, expulsó al actual MVP Russell Westbrook y Oklahoma City en la primera ronda, y ahora tienen a los Rockets de Houston en un problema.

El Jazz se robó la ventaja de la casa a Houston con un triunfo el miércoles por la noche, y ahora busca tomar una ventaja de 2-1 cuando la serie cambie a Salt Lake City para el tercer partido el viernes por la noche.

"Cuando los muchachos tienen confianza el uno en el otro, les permite, creo, intensificar la confianza individual", dijo Snyder.

La confianza no es un problema para el Jazz.

Incluso en una noche en la que Donovan Mitchell acertó 6 de 21 lances y Royce O'Neale, otro novato defensor del perímetro, acertó 2 de 5, el Jazz ganó gracias en gran parte a un gran comienzo y un gran banco. Los suplentes de Utah superaron  41-22 a los de Houston en el segundo encuentro y eso, combinado con una noche de 27 puntos por parte de Joe Ingles, fue suficiente para el Jazz.

Hay un par de terceros juegos en el calendario el viernes, ambos en el Oeste, y el otro es Golden State en New Orleans. Los Warriors lideran ese enfrentamiento 2-0, la undécima vez en las últimas 14 series de Golden State que han abierto con un par de victorias.

"No hay presión para nosotros", dijo la estrella de New Orleans, Anthony Davis. "Simplemente salimos y jugamos, nos divertimos, disfrutamos el momento y lo aceptamos. El resto se arreglará solo. Haremos canastas aquí en casa y va a ser mucho más difícil para ellos".

Incluso debajo por 2-0, los Pelícanos insisten en que pueden jugar libremente.

Lo mismo ocurre con el Jazz.

Casi nadie fuera de Salt Lake City hace unos meses probablemente esperaba que el Jazz estuviera en la segunda ronda de estos playoffs, o que se haya apoderado de la ventaja de la cancha de Houston. Sin embargo, Snyder nunca concedió nada, y los remanentes de Jazz de los años de Hayward dicen que la franquicia ha mejorado incluso en lo que se suponía que sería un año de transición.

"Siento que somos un mejor equipo", dijo el centro de Jazz Rudy Gobert.