LA CRÓNICA DE LOS MARTES

El venezolano Emilio (El Indio) Cueche, lanzando con las AC, venció al “Licey” en 17 entradas (19.07.1953)

El garrotazo de la buena suerte lo Conectó el infielder Guillermo Estrella

  • El Indio Cueche fue un verdadero ídolo de la afición cibaeña. Nacido el 20 de mayo de 1927 en Barcelona-Venezuela, era unode los grandes astros de la pelota caribeña de la década del 50. Lanzador de enormes recursos y valentía y un depurado bateador que infundía respeto.
Cuqui Córdova

Al reanudarse el béisbol profesional en Dominicana (1951), diversos peloteros venezolanos fueron contratados para jugar en el país, en los cuatro equipos tradicionales, Licey, Escogido, Aguilas y Estrellas. En aquellos campeonatos de verano, vimos por acá figuras de calidad de la pelota de la patria del Libertador Simón Bolívar.

En la jornada de 1952 debutó con los norteños Emilio Cueche, quien fue factor clave para que las Aguilas ganaran su primer torneo, actuando destacadamente como lanzador, outfielder y bateador.

En su segundo y último año (1953), lanzó un partido de 17 entradas, siendo su mejor exhibición, lo cual ocurrió en Santiago en fecha 19 de julio de 1953. En aquella ocasión se enfrascó en colosal duelo con el cubano Gaspar-Cocó-Delmonte (Chulungo), derrotándolo con score de 3 x 2.

Las Aguilas anotaron la primera carrera en el cuarto episodio con sencillo de Fernando Bueno, rolling de William Cash por tercera y hit de Cueche al jardín izquierdo.

Licey reaccionó en el quinto para marcar sus dos únicas vueltas. Olmedo Suárez se acreditó un sencillo, Luis Báez falló con bombo por tercera, pero Alcibíades Colón disparó doblete por el right, remolcando a Suárez con el empate, y aquel anotó con línea de hit de Bert Haas.

En el octavo empataron a su vez las Aguilas, combinando doblete del cubano Alejandro Crespo y batazo de una base del torpedero Daniel Rodríguez.

La carrera del triunfo se produjo en el inning 17 con boleto a Vicente Scarpatte, de emergente por el camarero Julito Martínez, y Blanco Rodríguez corrió por él en la inicial; Guillermo Estrella emergió por Bueno y arremetió un largo cañonazo entre right y center que dejó colar la carrera del rapidísimo Blanco Rodríguez, para dejar al Licey en el terreno. La víctima de aquel repentino ataque fue el zurdo Guayubín Olivo, llamado a reemplazar a Delmonte en la entrada 17, y quien apenas pudo sacar un out antes de conceder el boleto que le costó la derrota.

Al finalizar el partido, los entusiastas fanáticos de Santiago sacaron en hombres a Cueche y lo llevaron triunfalmente por las calles hasta su residencia, que quedaba cerca del play.