Listin Diario Logo
21 de octubre 2019, actualizado a las 08:44 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 22 de septiembre de 2007

EL LAMENTO:

Jack Veneno extraña días de gloria y las patadas volad

SU CARISMA LE LLEVÓ A SER UNA DE LAS GRANDES FIGURAS DEL DEPORTE

  • Jack Veneno extraña días de gloria y las patadas volad
    El ex luchador profesional Rafael Antonio Sánchez (Jack Veneno) ofrece declaraciones a LISTÍN DIARIO en su residencia de Bella Vista.
Felix Melo
SANTO DOMINGO.- Aún cuando ocupa un cargo superior como subsecretario de Deportes, Rafael Sánchez, mejor conocido como Jack Veneno, extraña sus días de gloria como luchador, disciplina que lo lanzó a la fama .

Tras rememorar esos tiempos, sus ojos y su rostro adquieren otro brillo y es que como él mismo lo dice, la lucha fue su vida. Mucha gente desconoce que antes de ser luchador, Jack Veneno practicó béisbol, voleibol y baloncesto porque sus cualidades atléticas y su talento le permitían accionar en cualquier disciplina deportiva. “La lucha es mi vida y por ende extraño esa etapa cuando todo el mundo nos seguía y yo pienso que la lucha jugó un rol importante en un momento determinado”, declaró Jack Veneno a LISTíN DIARIO.

Veneno, quien nació en San José de Ocoa, no se considera el fundador de la lucha, y asegura que mucho antes de llegar a la cumbre en ese deporte hubo muy buenos luchadores. “Aquí en el país se practicaba lucha desde el año 1950 y a finales de esa década estaba el Coliseo Brugal, donde se enseñaba ese deporte”, relata Veneno. El Santo (El Enmascarado de Plata) influyó mucho en la carrera de Jack Veneno. Fue observando las películas de éste luchador mexicano que se motivo a seguir sus pasos. El dominicano tenía en ese entonces 13 años.

Luego de proclamarse campeón mundial en el 1970, Jack Veneno se convirtió prácticamente en un ídolo nacional para niños y jóvenes, quienes veían en él a un modelo a seguir. Veneno se convirtió en un artista del ring y su figura carismática atraía grandes multitudes, hasta el punto que el programa “Lucha Libre Internacional”, producido por su empresa Dominicana de Espectáculos, duró más de 10 años siendo el de más teleaudiencia en el país.

“Todavía al día de hoy no ha nacido un espacio que supere el nivel de teleaudiencia de la lucha. Duramos cerca de 20 años en la cima”, exclamó lleno de júbilo Jack Veneno. Jack Veneno recuerda que la lucha comenzó a tener impulso a mediados de los años 60 cuando el empresario radial (ya fallecido), José A. Brea Peña se convirtió en promotor de ese negocio a inició la contratación de luchadores mexicanos.

Luego Veneno comenzó como peleador amateur a los 16 años y antes de finalizar la década del 60 Jack Veneno se hizo luchador profesional. “En principio, a mi madre María Altagracia Sánchez (doña Tatica) no le gustaba que yo estuviera en esos asuntos. Incluso en una ocasión me puse una máscara para evitar que ella me viera, pero al fin y al cabo me descubrió. Sin embargo, me di cuenta también que me era imposible abandonar la lucha porque era mi pasión”, precisa.

Veneno, conocido también como “El Campeón de la Bolita del Mundo”, asegura que la lucha puede renacer de nuevo si las personas que tienen los conocimientos necesarios se motivan a enseñar a las futuras generaciones.

Combates que no olvida Jack Veneno derrotó a varios luchadores norteamericanos, lo cual le abrió las puertas y lo situó en el escalafón número dos como retador al título que ostentaba Rick Flair. El primer retador estaba indispuesto debido a que sufrió una lesión, lo que fue aprovechado por la Comisión Nacional de Lucha, que escribió a la Asociación Mundial promoviendo a Jack Veneno por ser el número dos.

El primer pleito con Rick Flair se produjo en 1983 ante más de 14 mil personas en el Palacio de los Deportes. Jack Veneno tenía prácticamente dominado a Flair, cuando entró Relámpago Hernández vestido de Santa Claus y hubo descalificación, es decir que el combate quedó empatado. Seis o siete meses después se produjo la pelea de revancha, saliendo Jack Veneno por la puerta grande y después de esa pelea con Rick Flair se convirtió en un verdadero ícono de la cultura popular en toda la década de 1980.

Hay gente perdida Para el “Campeón de la Bolita del Mundo” hay mucha gente perdida en el espacio respecto a la lucha libre profesional. Manifestó que la lucha olímpica está reconocida por el Comité Olímpico y que para ser luchador profesional se debe hacer dos años de lucha olímpica.

Recordó que desde hace más de 50 años hay un decreto de la Comisión Nacional de Boxeo y Lucha, lo cual habla de la importancia de esa disciplina. “La lucha libre profesional no ha obtenido el reconociminto que merece en República Dominicana debido que hay mucha gente perdida”, sostiene Jack.