Listin Diario Logo
29 de septiembre 2022, actualizado a las 07:23 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial sábado, 17 de septiembre de 2022

REFLEXIONES DEL DIRECTOR

Y ahora, ¿qué es “noticia”?

Miguel Franjul
miguel.franjul@listindiario.com

El hecho de definir lo que era noticia y su orden jerárquico en la puesta en página de un periódico fue, por muchos años, una tarea del pleno de editores.

Como si se tratara de un tribunal colegiado que se pone de acuerdo en un veredicto, el pleno de editores decidía por cuenta propia que era o no importante publicar.

Eso tiene su explicación.

En aquellos tiempos, los diarios tenían el control del radar noticioso y de sus audiencias cautivas.

Por tanto, la selección de los contenidos se hacía en funcion de la máxima que postula que noticia es “todo aquello que interese a la mayoría “.

Si bien este es un principio válido todavía, su aplicación , su valoración y su jerarquizacion difiere mucho ahora de los criterios de una “élite” de editores que antes decidía esa clasificación.

Ahora, con la diversidad de canales que trasmiten informaciones por plataformas digitales, la noticia en sí es un producto vivo, que se modifica, actualiza y se recicla, y que se importantiza en función de los alcances o reproducciones que hayan tenido en las audiencias.

En el quehacer de antaño, el factor de proximidad era muy tomado en cuenta para valorizar “a priori” la importancia o jerarquía de un hecho.

Lo local, o lo regional, pesaba mucho a la hora de decidir las noticias. Ahora, en cambio, un episodio aparentemente banal puede suscitar mayor interés y lectoria que otro acontecimiento real y auténticamente noticioso.

Pongo un ejemplo: el día que ocurrió el atentado fallido contra la vicepresidenta de Argentina, Cristina Kirchner, la noticia principal de Infobae, el más importante medio digital latinoamericano, fue el destape fotográfico de la artista Wanda Nara, no el sonado ataque criminal.

Las nuevas audiencias son así. Hay que entenderlas y conectarse con sus preferencias, siempre y cuando al medio le interese ganarse su fidelidad y atención.

Si pone el foco en dirección contraria, probablemente perderá enganche y espacio en el competitivo ecosistema digital, el manantial en el que abrevan los millones de lectores y consumidores de contenidos del mundo.