Listin Diario Logo
14 de agosto 2022, actualizado a las 11:45 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial martes, 02 de agosto de 2022

Haití, una solución de fuerza

Con su capital tomada por bandas armadas y sumida en un baño de sangre, lo que también ocurre en el resto del país, Haití ha tocado fondo.

La descripción más dramática de lo que ocurre hoy la acaba de ofrecer un inusual comunicado de las embajadas de España, Francia, Alemania y la delegación de la Unión Europea en Puerto Príncipe.

En ese comunicado exponen las “intolerables violaciones de las libertades fundamentales”, centenares de asesinatos así como secuestros y violaciones sexuales de niños, niñas y adolescentes, todo lo cual configura un estado excepcional de terror e inseguridad.

Desesperadamente, esos tres países, más la Unión Europea, “exigen el cese inmediato de estos actos repugnantes”, pero la única fórmula que proponen para lograrlo es una vana e inútil apelación a la cordura a unas bandas intransigentes y a un gobierno inexistente.

Esas naciones, que en el pasado han tenido experiencias de acción directa aplicando su poder en otras zonas del mundo, saben que lo que se impone urgentemente es una solución de fuerza, una intervención militar conjunta en Haití, sin más miramientos, para desarmar a esas bandas e imponer el orden.

Si las fuerzas armadas centroamericanas y de nuestro país admiten que el conflicto haitiano puede desatar una oleada de fugas masivas de ciudadanos, lo que de hecho ya es visible, ¿que se espera entonces para ponerle el torniquete a esta hemorragia de sangre y violencia en Haití?

Por eso se hace imperativo que la sociedad dominicana despierte frente a este peligro real y se una militantemente en la defensa de la soberanía, más susceptible ahora que nunca al riesgo de una fisura, demostrándole al mundo que no somos indiferentes ante esa crisis.

Pero tampoco podemos ser impermeables a la hora en que se desaten otras furias incontrolables en un país en desbandada, sin bridas ni frenos, y con una comunidad internacional cruzada de brazos, evadiendo su responsabilidad en la defensa de la seguridad regional cuando lo que mandan las circunstancias es una solución de fuerza.

Tags