Lo que Baní espera mañana

Mañana habrá consejo de gobierno en Baní y, como es lógico, son muchas las expectativas cifradas en sus resultados.

Peravia, como San José de Ocoa, han sido provincias que han progresado, poco a poco, con sus propias energías, con limitadas y esporádicas ayudas de los gobiernos.

Esta vez, Baní está urgida de una mayor contribución para que, finalmente, vea coronado sus esfuerzos por construir la sede local de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, una iniciativa a la que el Listín Diario le dio calor y apoyo para que se concretara.

Concomitantemente, es necesario robustecer al Instituto Politécnico Máximo Gómez, la mejor plataforma para preparar los técnicos especializados que necesita el turismo y la agropecuaria de la zona.

Con más recursos, el Politécnico puede adquirir los equipos y formar los técnicos suficientes para convertir gran parte de la producción de mango que ahora se pierde por falta de mercado, en productos procesados para exportación.

El hospital de Baní amerita de una remodelación total. La única que se le ha hecho fue en el área de emergencia, pero el resto sigue en deplorables condiciones.

La apertura de la zona franca, fuente en principio de una gran empleomanía regional, está en los planes del gobierno. Mañana debe salir una decisión positiva en este sentido.

El presidente Luis Abinader, que estuvo recientemente de paso por Baní observando el avance de la avenida de circunvalación, ha mostrado ante los líderes locales su interés en darle un buen empujón a la maquinaria del desarrollo de esa provincia.

Esperamos que satisfaga las expectativas porque, en verdad, a Baní ya debió llegarle su mejor turno para el despegue, porque voluntad, riquezas naturales y gentes laboriosas, no les faltan.