Listin Diario Logo
13 de julio 2020, actualizado a las 07:48 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial miércoles, 29 de abril de 2020

Que no nos salga el tiro por la culata

El coronavirus es una pandemia veleidosa, capaz de eludir todas las barreras que la ciencia y el hombre edifican para contener su mortífero desplazamiento por un mundo que todavía desconoce su origen, sus me­dios de ataque o sus flancos más vulnerables.

Por eso es que las batallas que se libran para com­batirla, siendo un “enemigo invisible”, no tienen los mismos resultados ni los mismos patrones en las dis­tintas regiones donde ha calado.

En unos hay derrotas, entendidas como la incapaci­dad para evitar su alto grado de contagio y mortan­dad; en otros, victorias que se proclaman con los de­dos cruzados porque de tan mutante que es el virus han quedado sorprendidos por sus rebrotes, cuando se pensaba que la pandemia estaba bajo control.

Basados en un llamado aplanamiento de la curva que descubre su crecimiento exponencial, algunos países optaron por relajar las cuarentenas y las medidas de distanciamiento social, en mayor o menor grado, y el tiro les ha salido por la culata.

El virus veleidoso volvió a atacar, atrapando in­clusive a muchas personas que estaban “recu­peradas”. Y con esto hizo que se reactivaran las alertas y que se reinstalaran las restricciones ciu­dadanas.

Alemania ha registrado un leve repunte, mientras Singapur, considerado uno de los países de más ati­nada estrategia de contención, no permite que los lla­mados “recuperados” ni aquellos que tuvieron con­tacto con algún sintomático, abandonen los días de cuarentena, por precaución.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, que dispuso “salidas recreativas” de la gente para aliviar el encierro y cuidar la salud psi­cológica de los argentinos, tuvo que dar mar­cha atrás ante los riesgos emergentes de nue­vos contagios.

Estas experiencias deberían ser útiles a los que pre­sionan al gobierno a reabrir gradualmente las activi­dades productivas y comerciales del país, sin haber llegado el momento de aplanar la curva de propaga­ción del coronavirus.

Cuidémonos, como advierte el eminente científico Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Koch, de Alemania, de la “falsa seguridad” que ha llevado a varios países a relajar sus medidas, y hoy tienen que recular con el patinazo.