Listin Diario Logo
18 de enero 2020, actualizado a las 05:16 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial viernes, 06 de diciembre de 2019

Preparémonos frente al sarampión

El sarampión, como otras enfermedades infectocontagiosas, ha rebrotado con fuerza en todo el mundo, y aunque aquí todavía no hemos registrado casos, es imperativo adoptar todas las medidas preventivas posibles.

La primera de ellas es emitir y difundir advertencias sobre las fáciles formas de contagio, por vía de tos y estornudos, saliva, besos o bebidas compartidas o por contacto directo con la piel del afectado, que suele mostrar sarpullidos rojos y manchas.

La segunda debe incluir las recomendaciones para la vacuna preventiva y la rigurosa observación de personas con fiebre, con conjuntivitis o secreciones nasales y dolores de garganta, a fin de que sean llevadas al médico para su mejor diagnóstico.

Hay que tomar en cuenta que como el país no ha estado expuesto a ningún caso de sarampión en los últimos 18 años, los de las nuevas generaciones no están familiarizados y tal vez ni conocen esta enfermedad, por lo que es preciso informarles y orientarles sobre el fenómeno de su rebrote.

En particular, hay que hacer énfasis en su poderosa capacidad letal. El virus del sarampión puede causar complicaciones fatales como la neumonía y la encefalitis.

El Ministerio de Salud Pública comenzó recientemente una labor de vigilancia, especialmente en las zonas turísticas, alertando a las clínicas y hospitales a reportar de inmediato cualquier caso que presente los síntomas propios del sarampión.

Se estila, en estos casos, el uso de carteles descriptivos de los síntomas y las vías de contagio, así como los medicamentos apropiados, de modo que el ciudadano pueda enterarse de los detalles básicos y coopere con la denuncia de los casos sospechosos.

En estos momentos se ha acrecentado la preocupación de las autoridades sanitarias del mundo ante el alto número de muertes causadas por el sarampión, que fue superior a los 142,000 el año pasado y que apunta a ser mayor en este 2019.

Se atribuye en parte el rebrote al “fracaso colectivo” en la vacunación y al hecho de que muchos pacientes se resisten a aplicarse las vacunas al existir dudas sobre su eficacia.

En nuestro país no existe ese problema de desconfianza, por lo que estamos en mejores condiciones para promover una campaña de vacunación contra esta y otras enfermedades, especialmente entre los niños, donde tiene mayor prevalencia.