Listin Diario Logo
05 de diciembre 2019, actualizado a las 02:29 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial viernes, 15 de noviembre de 2019

EDITORIAL

Aprovechemos estas ayudas de Israel

Por culpa del cambio climático, nuestro país está expuesto a muchas situaciones críticas para la subsistencia humana, entre ellas, las de padecer un 15 por ciento menos de lluvias en tres décadas y temporadas más extensas de sequía.

El agua, que hasta ahora es el mejor tesoro que la naturaleza nos ha dado, escaseará fuertemente si desde ya no adoptamos medidas cruciales para proteger e incrementar la foresta y, por consiguiente, la fertilidad de los suelos cultivables.

Es una pena que, al día de hoy, no estemos aprovechando mejor el recurso agua. Situaciones insólitas, como las de Bonao, Monte Plata, El Seibo y San Pedro de Macorís, de cuyas montañas circundantes emana abundante agua, pero sus ciudadanos carecen de ella en cantidades suficientes para las necesidades humanas.

Israel, una nación que ha dado ejemplos de creatividad y emprendimientos para hacer frente a recursos que no tiene, está ofreciendo a nuestro país sistemas y tecnologías para desalinizar el agua y potabilizarla, como un paliativo para aquellas regiones que no disponen de fuentes seguras de abastecimiento.

Mediante unos vehículos que potabilizan mil litros de agua de mar en una hora o con plantas que pueden abastecer cómodamente de agua a más de dos millones de personas, Israel puede constituirse en un valioso aliado para el futuro dominicano.

Las aguas potabilizadas y utilizadas en quehaceres humanos son reciclables para aplicarse al riego por goteo de las plantaciones agrícolas, asegurando así que las siembras y cosechas no se malogren durante las sequías.

El embajador israelí Danny Biran, que estuvo como invitado del Desayuno de la Globalización en el Listín, ha ofrecido además otras asistencias para robustecer la estrategia de ciberseguridad en los campos de las finanzas, la salud, la hotelería y la zona fronteriza, apoyadas en la extraordinaria experiencia que ha acumulado su país en esta materia.

Tanto ha sido el aprovechamiento del agua en un territorio prácticamente desértico que Israel es hoy un exportador de agua, un productor confiable de cítricos y otros productos agropecuarios y una potencia tecnológica, todo eso en un territorio más pequeño que el nuestro, rodeado de países hostiles.

En buena medida, las innovadoras prácticas de aprovechamiento de los recursos naturales, como el agua, el viento y el sol en la generación de energía, son perfectamente replicables en nuestro país, sobre  todo frente al sobrecogedor panorama de escasez de estos recursos por efectos de un cambio climático difícilmente reversible.