Listin Diario Logo
17 de noviembre 2019, actualizado a las 12:06 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial viernes, 06 de septiembre de 2019

Los sólidos indicadores de nuestra economía

Los fundamentos de la economía dominicana continúan sólidos, a pesar de la incertidumbre que se proyecta a escala internacional como resultado de la “guerra comercial” arancelaria entre Estados Unidos y China.

Aunque las proyecciones apuntan a un menor crecimiento de la economía mundial este año por esta y otras causas, factores poderosos para crear recesión en los Estados Unidos el año próximo, la economía nuestra se blinda a tiempo para impulsar la demanda interna, mientras llega el vendaval.

  Las autoridades monetarias de República Dominicana, representadas por el gobernador del Banco Central y la Junta Monetaria, se mantienen vigilantes del entorno económico internacional y han seguido las directrices del ciclo con una política de expansión económica, como se ha visto con la liberación de recursos del encaje legal y una reducción en la tasa de interés para financiar los sectores dinámicos.

Hoy vemos los frutos de esas medidas. El dinamismo de la economía ciertamente es menor en comparación con meses anteriores, ya que pasamos de un crecimiento de 7% del producto interno bruto (PIB) en 2018, a 4.7% en los primeros seis meses de este  2019.

Pero lo cierto es que, en tal contexto, se ha producido una expansión del orden del 11% en el crédito privado a agosto del año en curso, fruto de las medidas del Banco Central, notificadas recientemente por el gobernador Héctor Valdez Albizu.

  Los sectores productivos (consumo, viviendas, manufactura, comercio y construcción) han captado más de RD$55,774.6 millones, entre los que se incluyen otros recursos no liberados de encaje, en los primeros ocho meses de este año 2019.

 Estos resultados revelan que los indicadores macro andan bien. La inflación se proyecta dentro del rango meta de 4.00 ± 1.00 % el próximo año, las remesas han crecido, la Inversión Extranjera Directa (IED) también, superando a la mayoría de los países de la región, mientras que en términos de la deuda pública, ya el FMI certificó que es sostenible.  

El FMI proyecta un crecimiento de 5.1% y una baja inflación, lo que es un buen average si se toma en cuenta que la economía mundial presenta una baja proyectada de 3.5% a 3.2% para final de este año.

Sin dudas, tenemos una economía robusta y sana. Es lo que más debería importar a los que luchan por un mejor destino para nuestro país.