Listin Diario Logo
12 de noviembre 2019, actualizado a las 12:33 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial lunes, 05 de agosto de 2019

Una regia puerta de entrada

Justo en la víspera de un nuevo aniversario de su fundación, la capital luce desde ayer una hermoseada puerta de entrada, rescatada del abandono, el deterioro y la suciedad en que estuvo durante más de dos décadas.

El peor abandono, sin embargo, era el menosprecio a la significación y simbología de su nombre: Plaza de La Trinitaria, en homenaje a la organización secreta desde la cual Juan Pablo Duarte y otros abnegados patriotas forjaron la República Dominicana, poco más de 400 años después de la fundación de la ciudad primada.

Esta plaza fue concebida dentro de un conjunto de monumentos destinados a exaltar y perpetuar la gesta nacionalista e independentista y, sobre todo, a ofrecer a los visitantes un portal de bienvenida a la ciudad decente, atractivo y representativo, como el que se esmeran tener las grandes capitales.

La alcaldía del Distrito Nacional emprendió la tarea de rescatar esa plaza el año pasado, tras publicarse una serie de reportajes en LISTIN DIARIO sobre ese y otros espacios destinados al culto patriótico o la recreación de los ciudadanos, entonces en total deterioro y abandono.

Con el apoyo de empresarios de la zona y contribuciones privadas y recursos propios, la Alcaldía no solo rehabilitó la estructura original, sino que elevó la imponente escultura de tres cuerpos que representa la sociedad La Trinitaria, opacado desde cierta distancia por nuevas edificaciones a la entrada de la ciudad.

Igualmente se sembraron 7 mil plantas y se construyó un paseo peatonal, se colocaron bancos para el descanso de los visitantes, se reconstruyeron aceras y contenes, se repuso el asfaltado en toda la superficie, se rehabilitó el sistema de drenaje pluvial y se embellecieron los edificios del entorno.

Con estas obras ha quedado revalorizada esta plaza, adecuándose sus espacios para el esparcimiento de los ciudadanos que deseen usarla como punto de paseo o de descanso.

Esta remodelación se une a otras relevantes intervenciones del Alcalde David Collado en el monumento a Fray Antón de Montesinos, un amplio tramo del malecón de Santo Domingo y del Parque Mirador del Sur, convertidas hoy en auténticos sitios de esparcimiento para los ciudadanos y turistas.

Con todas las potencialidades que tiene la ciudad capital y su zona colonial para servir de destino turístico, estas obras vienen a apuntalar el proceso de transformación y de embellecimiento que le corresponde, como justo complemento y blasón a su condición de Ciudad Primada de América.