Listin Diario Logo
20 de septiembre 2019, actualizado a las 12:55 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial sábado, 27 de julio de 2019

Sin obstáculos para transitar

Nadie con sano juicio puede pensar que las autoridades ordenaron instalar 49 muros (policías acostados) en la carretera Villa Mella-Monte Plata, pero es inadmisible que esa vía pública haya sido objeto de semejante vandalismo sin que la autoridad se entere y reaccione eliminándolos de inmediato.

El caso de esa carretera es alarmante, porque es una de las vías que une al Gran Santo Domingo con una provincia clave para el abastecimiento de productos en ambos mercados. Pero no es único.

También están los muros que taponan el tránsito a la entrada y a la salida de Baní, en ruta hacia y desde el Sur, al llegar a AzuaÖ en fin, toda una carretera regional e internacional obstruida por policías acostados que heredamos de la Guerra Fría, cuando montar retenes policiales conculcadores de derechos, era una norma, pero innecesaria hoy.

¿Cuál es la razón para que un policía acostado frene la velocidad frente a la Comandancia de la Policía de Baní, en la de AzuaÖ si se puede pasar a ritmo normal frente al Palacio de la Policía Nacional, frente al Ministerio de las Fuerzas Armadas, frente al Palacio Nacional, frente a la Cancillería, frente a la Suprema Corte de Justicia y frente a todas las embajadas del país?

Cuando la autoridad decide o acepta instalar un policía acostado en la vía pública, está admitiendo que las señales convencionales -horizontales y verticales de uso mundial y símbolos idénticos en cualquier idioma- no son respetadas por una parte importante de los conductores de todo tipo de vehículos.

Eso, sencillamente, no puede ser, porque las leyes no son sugerencias para que las cumplan los ciudadanos decentes, sino para que sean respetadas por todos, sin distinción y sin desafiar a la autoridad que está llamada a hacerlas cumplir.

El Ministerio de Obras Públicas debe asumir su responsabilidad y eliminar todos estos obstáculos al tránsito, no solo entre Villa Mella y Monte Plata, sino en todo el país, porque muy caros están los combustibles y los neumáticos como para desperdiciarlos por dispositivos que son reminiscencias del pasado, insoportables hoy.

Estaremos atentos a la reacción de las autoridades porque no podemos seguir anarquizando el ejercicio de un derecho tan universal como el del libre tránsito, que siempre debe estar acompañado de una supervisión puntual para multar a quienes violan las leyes.