Listin Diario Logo
24 de julio 2019, actualizado a las 12:42 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial miércoles, 15 de mayo de 2019

La economía sigue robusta

Que la economía dominicana haya mantenido, en el primer trimestre de este año, una tendencia que consolida sus niveles de crecimiento a pesar de los vaivenes que ha producido la guerra comercial de las potencias, es un signo positivo.

El Producto Interno Bruto, que es la suma de lo que producimos y vendemos, creció 5.7 por ciento en los primeros tres meses como resultado de más inversiones extranjeras, especialmente en el turismo, y un dinamismo de los sectores de la construcción y la energía.

Según las cifras ofrecidas ayer por el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, estos indicadores del desempeño de la economía reflejan, más que nada, la situación de estabilidad, baja inflación controlada, y la seguridad de las inversiones, factores sin los cuales una economía jamás sería sana ni robusta.

Una muestra positiva del crecimiento es que en el último año se crearon 155,848 nuevos empleos, producto del establecimiento de nuevas empresas y la ampliación de los negocios del sector turismo.

Lo que está faltando, para alcanzar un equilibrio en el aprovechamiento de ese crecimiento económico, es que se mejoren los salarios de los trabajadores, públicos y privados, para que la gente no siga quejándose de que la riqueza está mal repartida.

El gobernador del Banco Central, Valdez Albizu, puede ufanarse de que las políticas aplicadas han dado por resultado un crecimiento del orden del 10 por ciento en las inversiones del sector privado, preponderantemente, en los últimos seis semestres, lo que solo se explica cuando hay ambiente de garantías para esas inversiones y al retorno de beneficios.

Lograr estos indicadores en un momento en que la guerra arancelaria y comercial entre las potencias mundiales ha trastocado los mercados, provocando alteraciones en los precios internacionales de productos y materias primas, es lo mejor que puede aspirar un país de economía pujante y estable.

Nadie querría que fuese lo contrario.