Listin Diario Logo
17 de julio 2019, actualizado a las 09:49 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial jueves, 24 de enero de 2019

La fábrica de las falsas identidades

El documento de identidad nacional ha devenido en inseguro, bastante vulnerable a cualquier adulteración para cubrir las acciones delictivas de capos y sicarios del crimen organizado y para el ilícito tráfi co de personas.

Lo creíamos blindado, tras los ajustes tecnológicos que se hicieron para revestir la tarjeta de identidad de la máxima seguridad y confi abilidad con datos y rasgos físicos del ciudadano, debidamente cruzados para su fácil reconocimiento.

Sin embargo, el descubrimiento de cédulas de identidad o pasaportes dominicanos biométricos en poder de criminales nativos o extranjeros, principalmente ligados al tráfi co de drogas, evidencia lo manipulable que puede ser.

Es lo que pasó con el narcotrafi cante “Machete”, un colombiano con más de 40 asesinatos, que estableció aquí su base de operaciones ocultando su identidad real, sobre la base de una cédula perteneciente a un ciudadano dominicano.

¿Cómo pudieron adherirle la foto del narcotrafi - cante Julián Alberto Jiménez Monsalve (Machete) a una cédula dominicana de identidad? Al respecto, la Junta Central Electoral (JCE) dice que un grupo de empleados se confabuló para emitirle ese documento. Habría que suponer que el mismo “Machete” tuvo que ir personalmente a tomarse la foto, pues no se admite que haya otra forma de hacerlo, salvo que existan “fábricas” clandestinas de confección de estos documentos fuera de la JCE.

Pero en razón de que son tantos los casos descubiertos, es preciso que se ordene una investigación más profunda, más general de los sistemas del registro civil y de emisión de actas tardías de nacimiento, para determinar la fuente que promueve, por ejemplo, la falsa cedulación de haitianos ilegales, con lo cual se burlan las previsiones de nuestras leyes migratorias y eventualmente las concernidas al proceso electoral, degradando la base esencial de la voluntad popular por parte de usurpadores extranjeros.