Listin Diario Logo
26 de enero 2020, actualizado a las 10:36 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial miércoles, 09 de enero de 2019

Por si merece atención

Si la sociedad dominicana aun no alcanza a comprender la importancia que tiene Valle Nuevo, en la cordillera Central, para garantizar el abastecimiento de agua para el consumo humano en las principales ciudades, para que el ganado abreve, para la irrigación de cultivos y para la generación de electricidadÖ entonces estamos perdidos.

Es en Valle Nuevo donde nacen los ríos más importantes del país -y salvo el Yuna y el Yaque del Norte- casi todos los que tienen en su curso represas para almacenar agua para acueductos múltiples y generación de energía limpia.

Entonces, ¿qué frena a las autoridades para limpiar ese parque nacional y sus zonas de aproximación de toda actividad agrícola, con desperdicio evidente de agua y proliferación de plaguicidas, herbicidas y fungicidas, que contaminan y merman sus bosques y la protección de las fuentes de agua?

LISTÍN DIARIO vive con sus ojos puestos en las cuencas altas de los principales ríos, y en el caso de Valle Nuevo, que es la Madre de las Aguas de República Dominicana, nos hemos ocupado de observar que las autoridades cuiden su existencia y de que los ciudadanos respeten las reglas para que perviva.

No obstante, es sorprendente que el Ministerio de Medio Ambiente, en la gestión del doctor Francisco Domínguez Brito, desalojó una parte importante de la población que realizaba labores agropecuarias en esa zona protegida y la reasentó en lugares aptos, pero ahora descubrimos que eso no ha servido de nada porque la agricultura intensiva sigue sin parar, donde solo debía manar agua.

Como un componente que complica la situación, ahora tenemos que en las proximidades de Valle Nuevo, además de la explotación agrícola con uso masivo de agua y agroquímicos de todo tipo, el parque se ha convertido en un refugio de inmigrantes haitianos sin documentos legales, que las mismas autoridades admiten que suman miles.

Si en este país no estamos desentendidos, las autoridades deben adoptar una posición clara y determinante de limpiar Valle Nuevo y su entorno, de toda presencia de actividad productiva, para que sus ventosas sigan garantizando agua para la ciudad de Santo Domingo y otras poblaciones del país.

El gobierno está en la obligación de enviar un mensaje claro acerca de si va proteger la Madre de las Aguas efectivamente o seguirá permitiendo que peligre su existencia.