Listin Diario Logo
15 de junio 2019, actualizado a las 02:57 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial viernes, 14 de diciembre de 2018

Otro zarpazo de Maduro contra la prensa libre

La prensa libre de Venezuela pierde hoy a una de sus más emblemáticas cabeceras impresas: El Nacional de Caracas, con 75 años de existencia, asfixiado por las presiones y ataques de la dictadura de Nicolás Maduro.

Al dejar de imprimirse hoy, suman 52 los medios impresos que han dejado de circular en las calles de la capital y distintos estados de Venezuela, tras la sistemática operación de censura, trabas a la adquisición de papel y otros insumos, demandas judiciales, multas arbitrarias y persecución y acoso de periodistas llevados a cabo por el aborrecible régimen.

Los medios impresos resistieron hasta donde pudieron esta embestida brutal, en unos casos reduciendo su tiraje, en otros sus días de publicación, algunos convirtiéndose en semanarios o, finalmente, pasando a la esfera digital, donde también siguen siendo bloqueados por la dictadura.

El Nacional de Caracas, que pudo aguantar más tiempo esta devastadora ofensiva dictatorial, había restringido en agosto su circulación a solo cinco días, contando con los abastecimientos de papel que ofrecían otros colegas de Sudamérica.

Pero ya no resiste más. Hoy deja de publicar su versión impresa y permanecerá en digital, manteniendo la misma línea de críticas y denuncias que lo han convertido en un referente de la prensa libre y valiente de la América Latina.

LISTÍN DIARIO condena enérgicamente esta abusadora línea de pulverización de la prensa independiente de Venezuela y lleva sus mejores alientos al combativo colega editor del diario, Miguel Henríquez Otero, actualmente exiliado por culpa de la tiranía, para que nunca desmaye en su histórica lucha por la vigencia del Estado de derecho en ese país.

Nuestro diario atravesó por una experiencia dolorosa en la dictadura de Trujillo, pero dos décadas después de un forzado cierre y silencio, emergió al terreno de la lucha por la democracia, la paz y el respeto a los derechos humanos, y ese será el mismo destino que le espera a El Nacional de Caracas, una vez que el pueblo derribe la dictadura y comience la reconstrucción del camino hacia la más espléndida libertad.