CAC indemnizará a agricultores de Tamayo a quienes les destruyeron cultivos

Por igual, el CAC se compromete a paralizar las actividades en el área del campamento levantado con ocasión del conflicto hasta que concluya el proceso de saneamiento que realizará el IAD

Santo Domingo, RD

Los inversionistas que regentean el Consorcio Azucarero Central (CAC), la empresa arrendataria del Ingenio Barahona aceptaron, después de cinco meses de conflictos con los agricultores de la zona de Tamayo, indemnizar a aquellos a quienes se les fue demolida sus plantaciones de distintos cultivos que se encontraban en terrenos de la entidad.

El conflicto se genera cuando el Consejo Estatal de la Azúcar (CEA) cede las parcelas al CAC pero antes había asignado varias porciones de ellas a diferentes agricultores para que realicen plantaciones, sin embargo una vez el CAC tomó posesión de los terrenos destruyó los cultivos.

Tras varios meses de dialogo y con la mediación del Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, el CAC reconoció los derechos de quienes ocupaban las parcelas y resarcirlos por las destrucciones de las mismas. El proceso requirió 15 sesiones de un diálogo y deja establecido que quedarán fuera de los beneficios aquellos “parceleros” que jamás han cultivado los predios en disputa y que, incluso, no tienen como oficio principal la agricultura ni la pecuaria.

El acuerdo establece que se le concederá el título provisional de propiedad, con la finalidad de que inicien cuanto antes la actividad productiva de sus tierras; además de entregar los títulos definitivos a los agricultores asentados que den uso agrícola o pecuario a sus parcelas, de conformidad con las normas vigentes.

En ese mismo orden se otorgará el acceso a crédito con el Banco Agrícola, preferiblemente a tasa cero, una vez se encuentren en posesión legal de sus periodos que, según la Ley núm. 145 del 26 de abril de 1975, Gaceta Oficial núm. 9367, son intransferibles.

Por igual, el CAC se compromete a paralizar las actividades en el área del campamento levantado con ocasión del conflicto hasta que concluya el proceso de saneamiento que realizará el IAD.

El documento fue firmado por una representación de los agricultores afectados y Limbert Cruz, ministro de Agricultura; Guillermo García, director del Instituto Agrario Dominicano (IAD); Fernando Durán, administrador del Banco Agrícola; entre otros.