La pandemia acelera la digitalización del mercado de las drogas

EFE
Viena

Compra en internet, pago con criptomonedas y entrega -sin contacto- en casa: de la misma forma que la pandemia ha acelerado la digitalización de la economía, también ha transformado el mercado de las drogas, algo que la ONU contempla con mucha preocupación.

"La covid no ha cambiado de forma radical el mercado de las drogas pero ha acelerado ciertas dinámicas preexistentes", como las ventas en internet, explicó hoy en rueda de prensa Angela Me, coordinadora del Informe Mundial sobre Drogas 2021 publicado hoy por la ONU, dos jornadas antes del día internacional antidrogas.

La fotografía que ofrece el informe no es halagüeña: en el mundo hay más droga, tiene más pureza, existen más consumidores y, como resultado, la cifra de fallecimientos crece.

MÁS MUERTES Y CONSUMIDORES

Las muertes anuales causadas por las drogas se han duplicado en el mundo entre 2009 y 2019 hasta alrededor de medio millón de personas, mientras que el número de consumidores también se ha incrementado un 22 % entre 2010 y 2020, hasta un total de 275 millones.

Según estas estimaciones, alrededor del 5.5 % de la población adulta ha consumido drogas al menos una vez durante el último año.

En el mundo se calcula que existen más de 36 millones de personas con problemas graves de drogadicción, un incremento importante desde los 30 millones de 2016.

La droga más popular es el cannabis con alrededor de 200 millones de consumidores, seguido por los opioides, con 62 millones, mientras que de cocaína hay unos 20 millones.

Las sustancias más letales son los opioides, como la heroína, responsables de muertes por sobredosis y vinculadas a enfermedades como el VIH o la hepatitis C.

La ONU explica que el consumo de drogas se ha vuelto "más dañino" porque ahora las sustancias son más potentes y están más disponibles.

Otra causa es la oleada de muertes por sobredosis atribuidas al uso de opioides sintéticos como el fentanilo. Solo en EE.UU. se registraron en 2019 alrededor de 50,000 muertes por esa causa.

PROBLEMAS EN PAÍSES POBRES

El problema del abuso de drogas ya no es, como en décadas pasadas, un asunto de los países ricos. La ONU prevé que hasta 2030 aumente en un 11 % el número de personas que consumen drogas y los habitantes de naciones de bajos ingresos supondrán la mayor parte de ese aumento.

Mientras que en África el número de consumidores crecerá más del 40 %, en los países ricos se prevé incluso un descenso del 1 %.

La producción mundial de cocaína también se duplicó entre 2014 y 2019 hasta alcanzar unas 1,784 toneladas, el nivel más alto de la historia.

El análisis de aguas residuales en Europa mostró un gran aumento en las cantidades de cocaína consumidas en uno de sus principales mercados mundiales y que parece seguir en expansión.

También ha aumentado la pureza de esta droga en Europa en un 40 % en la última década, lo que significa que la cocaína de alta calidad, de hecho, se ha vuelto más barata.

DIGITALIZACIÓN DEL MERCADO

La pandemia ha mostrado la adaptación de las organizaciones criminales. Después de un breve parón al inicio del año pasado por la paralización de los transportes, los narcos volvieron pronto al negocio.

Dado que el envío de pequeñas cantidades de droga a través de correo, "mulas", era entonces imposible, se centraron pronto en grandes cargamentos por rutas marítimas y terrestres o por medio de avionetas privadas.

"Hemos visto un incremento en el tamaño de los envíos, que cada vez son más grandes. Al parecer, los traficantes prefieren utilizar menos envíos pero de gran tamaño", explicó la autora del informe.

La ONU también alertó sobre el crecimiento del mercado de drogas en la web oscura -conocida también como internet profundo- y pidió regular las criptomonedas para ponerle freno, porque es una forma de pago muy difícil de rastrear.

Aunque los mercados de narcóticos en la web oscura surgieron hace menos de una década, generan ya ventas anuales por valor de 315 millones de dólares.

Pese a que ese monto es una pequeña fracción -de menos de uno por ciento- del multimillonario negocio de las drogas, las ventas se han cuadruplicado entre 2011 y 2017, y el empleo durante los confinamientos de internet parece haberle ayudado a crecer.

"Esta aceleración del uso de la tecnología, de internet, es probable que cambie la forma en la que opera el mercado", con la posible creación de un mercado global que haga más accesible las sustancias ilegales, señaló Angela Me.

La digitalización del mercado de drogas supondrá que en el futuro habrá menos ventas callejeras y más en la web, con compra de narcóticos en internet y entrega por correo.