Cómo crecer al 4.5% en el 2021

José Lois Malkún

 Para el Banco Mundial, es el estimado de creci­miento que proyecta pa­ra Republica Dominica­na. El gobernador del Banco Central habla del 6%. Otros menos opti­mistas lo ubican entre un 2.5% y 3.0%. Y los pesi­mistas no se hacen ilu­siones y hablan de un 1.5%.

Un crecimiento del 6% implicaría que el turismo re­gistrara un repunte alcan­zando los niveles del 2019 (80% de su capacidad) y que otros sectores en caída libre hicieran lo mismo. Re­cordemos que el PIB creció un 5% en ese año, con un tu­rismo alicaído.

El crecimiento del 4.5% exigiría casi lo mis­mo, pero con un turismo funcionando al 60% de su capacidad y otros sectores mejorando ligeramente su comportamiento res­pecto al 2020 (construc­ción, manufactura, co­mercio y zonas francas, entre otros).

Un crecimiento entre 2.5% y 3.0%, es casi igual a un turismo operando con una capacidad del 40% y el resto de los sec­tores económico movién­dose con mucha lentitud. Descarto algo peor, como un crecimiento del 1.5% por­que eso no sucederá.

¿Y de qué depende cada uno de ellos? De las políti­cas que se adopten frente a la pandemia.

Con las actuales restric­ciones, creceremos por de­bajo del 3%.

Si llega la vacuna en el pri­mer trimestre del año y se aflo­jan las restricciones a partir de febrero (moviendo el toque de queda otra vez desde 9:00 p.m.), es muy posible que el crecimiento se dispare y ce­rremos en los alrededores del 4.5% como dice el BM.

Si el efecto de la vacuna en el resto del mundo aplana la curva de contagio, tendre­mos al final de año más tu­ristas que habitaciones, dis­parando el crecimiento hasta donde dice el Gobernador del Banco Central (6%).

En cualquier escenario, el 2021 será mejor que el 2020.

Hay múltiples factores que influyen en el crecimiento de una economía. La inversión extranjera, la inversión pú­blica y privada, las facilidades crediticias, el gasto en con­sumo y especialmente las re­mesas y zonas francas.

Pero el turismo (hoteles, ba­res y restaurantes) es el que empuja con fuerza la agricul­tura, el comercio, la construc­ción, la industria y la inver­sión privada. Lo mueve todo y por eso es determinante a la hora de estimar cuanto creceremos en el 2021.

Estoy casi seguro de que ce­rramos sobre el 4%.

¿Cuál es la parte negativa? La deuda (creciendo entre 15% y 20%) y el déficit (en­tre 5% y 6%).