Listin Diario Logo
19 de junio 2021, actualizado a las 06:33 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios miércoles, 25 de noviembre de 2020

Secretario general de ONU advierte secuelas de la pandemia están sumiendo a mujeres y niñas en la pobreza

A la vez el riesgo de que sean objeto de violencia va en aumento.

  • Secretario general de ONU advierte secuelas de la pandemia están sumiendo a mujeres y niñas en la pobreza

    Secretario general de la ONU, António Guterres/Fuente: ONU.

Lilian Tejeda
Santo Domingo, RD

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, advirtió que las secuelas sociales y económicas de la pandemia están sumiendo a las mujeres y las niñas en la pobreza de manera desproporcionada.

A la vez el riesgo de que sean objeto de violencia va en aumento, señaló Guterres en su mensaje con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora este 25 de noviembre.

“La violencia contra las mujeres y las niñas constituye un reto para los derechos humanos en todo el mundo. La pandemia de COVID-19 ha puesto aún más en evidencia que la cuestión es una emergencia mundial y que exige medidas urgentes de todas las personas, a todos los niveles y en todos los ámbitos”, indica el mensaje publicado en la página web de la ONU.

Guterres plantea que la comunidad mundial necesita escuchar la voz y las experiencias de las mujeres y las niñas y tener en cuenta sus necesidades, especialmente las de las supervivientes y las de aquellas que afrontan formas múltiples e interseccionales de discriminación.

Agrega que también se debe dar prioridad al liderazgo de las mujeres en la búsqueda de soluciones e involucrar a los hombres en la lucha.

Sugiere que las medidas deben incluir una financiación previsible y flexible para las organizaciones en pro de los derechos de las mujeres y considera fundamental que los servicios destinados a las supervivientes de la violencia se mantengan abiertos y debidamente dotados de recursos.

Las medidas no solo deben centrarse en intervenir una vez que se produce la violencia contra la mujer, sino que, en primer lugar, deben tratar de prevenirla, entre otras cosas, haciendo frente a las normas sociales y los desequilibrios de poder, y los sistemas policiales y judiciales deben exigir más responsabilidades a los autores de estos hechos y poner fin a la impunidad”, enfatiza.