Listin Diario Logo
15 de abril 2021, actualizado a las 09:33 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios domingo, 16 de agosto de 2020

Sustituir los combustibles fósiles: uno de los grandes retos en materia de energía

  • Sustituir los combustibles fósiles: uno de los grandes retos en materia de energía
  • Sustituir los combustibles fósiles: uno de los grandes retos en materia de energía
Lilian Tejeda
Santo Domingo, RD.

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) es la institución encargada de la formulación y administración de la política energética y de minería metálica y no metálica de República Dominicana.

Este organismo rige todo lo que tiene que ver con energía eléctrica, renovable, nuclear, gas natural y minería, áreas prioritarias de la economía del país.

El transporte forma parte del sector energético y es competencia del MEM promover políticas para hacerlo más eficiente, pero este es uno de los sectores en los que menos se logró avanzar en los últimos cinco años.

En su informe de rendición de cuentas, que abarca desde el 2015 hasta julio de este 2020, el MEM cita este como uno de los principales retos o problemas pendientes de solucionar en materia energética.

El documento institucional reseña que en el caso del sector transporte aún no se ha desarrollado un programa nacional para el aprovechamiento de los biocarburantes en la mezcla con los combustibles líquidos.

Indica además que se requiere de una estrategia de movilidad eléctrica para lograr un crecimiento planificado y ordenado junto a planes de inversión en infraestructura de distribución de energía que faciliten una penetración significativa de dicha tecnología en el transporte.

Otro de los grandes retos pendientes en materia energética es reducir la alta dependencia de los combustibles fósiles importados.

El informe señala que a pesar de que en la última década se ha priorizado el aprovechamiento de las fuentes renovables de energía en la matriz de generación, aún existen limitaciones técnicas que no han permitido un mayor despliegue de estas a nivel nacional.

Otros desafíos

Otro desafío del sector energético nacional, y que se vincula a la gran dependencia de los combustibles fósiles, es el poco avance que se ha hecho en materia de exploración y explotación petrolera.

El informe del MEM precisa que aunque se han realizado los esfuerzos necesarios para despejar la duda de si el país posee o no recursos hidrocarburíferos en volúmenes comercialmente explotables, este tema sigue siendo un reto significativo.

“Es necesario que las nuevas autoridades den continuidad al Programa de Exploración y Producción de Hidrocarburos”, recomiendan los funcionarios salientes a los entrantes.

Otros problemas por solucionar en el sector energético tienen que ver con las incongruencias existentes en las leyes vigentes, que provocan discrecionalidad en la asignación de incentivos o permisos, falta de régimen de consecuencias ante el incumplimiento de responsabilidades por parte de los agentes, entre otras debilidades.

También persisten dificultades en el sector eléctrico como son las distorsiones del mercado, las elevadas pérdidas técnicas y no técnicas en el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI) y los atrasos en el cumplimiento de pago a los generadores, entre otras.

El área del nuevo ministro

El área energética es uno de los fuertes del próximo ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, quien es experto en física nuclear y por muchos años ha sido el director de la Comisión de Energía y Minas del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y vocero principal del partido en esta materia.

Almonte fue director de la Comisión Nacional de Energía (CNE), donde condujo el proceso de elaboración del Plan Energético Nacional 2004-2015 y la Propuesta de Reforma del Sector Eléctrico Dominicano.

Ha investigado y escrito extensamente sobre el sistema eléctrico nacional y sobre el sector combustible. También ha trabajado como consultor privado en proyectos eléctricos convencionales y renovables, según su biografía disponible en el periódico oficial del PRM.

Almonte sustituirá a Antonio Isa Conde, quien ha estado al frente del MEM desde el 2015. Isa Conde es doctor en derecho con experiencia en los sectores público y privado. También es reconocido por su vinculación, en su juventud, a las luchas populares.

Durante su gestión, Isa Conde se enfocó en promover las energías renovables, en impulsar normativas para eliminar la discrecionalidad para concesiones y contratos eléctricos, en fomentar el desarrollo de la industria de hidrocarburos, entre otras iniciativas, según reseña un boletín institucional.

Planes del nuevo Gobierno

El nuevo Gobierno, que será presidido por Luis Abinader, contempla realizar una reestructuración organizacional e institucional del MEM. La CNE será asignada a este Ministerio.

En materia de energía tiene planes de convertir el parque de vehículos del Gobierno y del transporte público en un sistema de propulsión híbrida (electricidad y gas natural), crear una ley de combustibles, recuperar el sistema de incentivos para la energía renovable, etcétera.

Algunos proyectos respecto a la minería son revisar la legislación minera vigente y la propuesta existente y actualizar el marco jurídico de para el otorgamiento de las concesiones mineras.

Retos en la minería

Los principales retos pendientes en el sector minero, según las autoridades salientes, son la desactualización del marco normativo, el cual tiene cinco décadas y contiene “importantes vacíos normativos que requieren ser atendidos con urgencia”.

También hace falta enriquecer el proyecto de Ley de la Minería Nacional, promover una cultura de minería responsable y formalizar las actividades mineras de pequeña escala, entre otros.

Logros

Entre los principales logros de la gestión saliente del MEM se citan la elaboración del proyecto de Ley de la Minería Nacional, entregado al Senado de la República en junio de 2019. Actualmente la iniciativa es estudiada por una comisión bicameral.

Ese proyecto busca garantizar una mayor participación del Estado y las comunidades en la riqueza extraída del subsuelo “sin desmedro de la rentabilidad de la empresa privada en un modelo ganar-ganar”.

También establece una participación mínima del Estado en la renta minera de 40% y baja de 75 a 40 años la duración máxima de una concesión de explotación, se explica en el documento.

Otro de los logros en ámbito minero de esta gestión fue la renegociación con la empresa minera Barrick Pueblo Viejo, realizada por el Gobierno en 2012, mediante la cual el Estado logró aumentar una ganancia estimada en la recaudación en unos US$181 millones más.

“El monto de recaudación previsto, sujeto al cumplimiento de las expectativas del precio del oro de US$1,275 la onza, representa un incremento de 41% en relación con el modelo que inicialmente había presentado la empresa que explota la mina de Pueblo Viejo, en la provincia Sánchez Ramírez”, destaca el MEM.

Otros logros tienen que ver con la recopilación de informaciones para la creación de la Base Nacional de Datos de Hidrocarburos (BNDH), la promoción de uso pacífico de energía nuclear, para lo que se ha avanzado en un anteproyecto de ley, entre otros.

Nómina y presupuesto

Hasta julio de este año, el Ministerio de Energía y Minas tenía registrados 284 empleados fijos, cuya nómina superaba los RD$21 millones.

En el mismo mes se registraban 14 personas contratadas que devengaban salarios desde RD$26,250 hasta RD$200,000. Para este grupo a institución destinaba un monto más de un millón de pesos en salario.

Aparte el MEM tiene una nómina de personal militar, compuesta por 32 personas que en conjunto también devengan poco más de un millón de pesos.

Además  aparecen en la nómina una persona en período de prueba, con un salario de RD$70,000, y otra contratada con fondos  de la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), cuyo sueldo es RD$110,000.

Dos personas se encuentran en trámite de pensión.

En este 2020 inicialmente al MEM se le asignaron por encima de RD$1,177 millones, luego, con la modificación presupuestaria, el presupuesto le fue reducido a poco más de RD$1,168 millones.