Listin Diario Logo
12 de agosto 2020, actualizado a las 12:27 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios jueves, 09 de julio de 2020

¿Por qué es importante la materia fiscal internacional?

  • ¿Por qué es importante la materia fiscal internacional?
David Infante Henríquez
Socio de Impuestos y Servicios Legales
Deloitte República Dominicana

El crecimiento de la economía global y su constante integración, han causado que no sólo las típicas corporaciones multinacionales sean las protagonistas en el mercado internacional, sino que, ya pequeñas y medianas empresas y hasta individuos, realizan transacciones internacionales o transfronterizas. Bajo este marco, la materia fiscal internacional ha evolucionado a un asunto que no sólo preocupa a los más grandes conglomerados internacionales y a sus sofisticados departamentos internos de impuestos, sino, que es una materia que cobra mayor relevancia en el entorno internacional. En este contexto, nos parece importante presentarles los conceptos de “Tributación Internacional” y “Tratados Internacionales” en materia tributaria, los que abarcaremos en varias entregas.

Hablar de “Tributación Internacional” o de “Derecho Tributario Internacional” no es del todo correcto. Estos términos fueron creados por el consenso internacional para dar “nombre” a una serie de pautas/estándares que los países integran a su legislación con el objetivo de que haya cierta uniformidad y competencia. Las leyes en materia fiscal no son internacionales, son generalmente, creadas por Estados soberanos y aplican únicamente dentro de determinada jurisdicción.

La Tributación Internacional puede surgir de la interacción de diferentes jurisdicciones fiscales, en el marco de las actividades de los contribuyentes. Se le conoce, como un área del Derecho Tributario que se preocupa por tratar de regular situaciones donde los contribuyentes podrían estar sujetos a obligaciones fiscales en más de una, o en ninguna jurisdicción, pudiendo generarse en consecuencia casos de doble tributación sobre la misma fuente de renta, o de ninguna tributación (conocida como doble no-tributación).

Esos casos pueden nacer de situaciones o transacciones ampliamente complejas, o bien, de casos muy simples, por ejemplo, la tributación en el país de residencia o domicilio de un individuo o corporación por rentas obtenidas en el extranjero; quizás éste sería un caso simple si sólo se tuviese que considerar la legislación doméstica con un sistema de renta mundial (que grave todas las rentas de sus nacionales independientemente donde sean obtenidas). Pero se podría convertir en algo complejo si la jurisdicción de la fuente (donde se obtuvo) reclame también, bajo su legislación doméstica (que grava las rentas de fuente de ese territorio bajo un sistema territorial) el pago de impuestos por las mismas. ¿Cuál jurisdicción tiene derecho a gravarlas? Es probable que ambas.

En ausencia de un tratado internacional en materia fiscal que limite y regule estos asuntos, estaríamos frente a una situación de doble tributación que crearía una carga fiscal adicional para los individuos/corporaciones con actividades comerciales globales, afectando la rentabilidad de las mismas. Sin embargo, también en presencia de un tratado internacional es posible que se genere esa situación (y es muy común). Esto se verifica cuando los órganos administrativos encargados de velar por la correcta aplicación de las leyes en materia fiscal o cuando los órganos jurisdiccionales encargados de resolver los asuntos controvertidos entre los contribuyentes y la Administración, no manejan, o no conocen adecuadamente los conceptos y principios básicos de esta materia. Es imposible considerar que existe seguridad jurídica en países donde se dan ese tipo de situaciones que, en gran medida, desincentivan la inversión extranjera, la cual, en la mayoría de los casos, procede de países en los cuales sí se conocen y se respetan esos conceptos y principios.

En nuestras próximas entregas seguiremos profundizando sobre estos conceptos, poniendo especial atención a los convenios en materia fiscal y los límites a la tributación doméstica que se desprende de los mismos.