Listin Diario Logo
07 de julio 2020, actualizado a las 07:22 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios miércoles, 03 de junio de 2020

Proyecto

Sembrar agua se convierte en proyecto para cultivar en casa

  • Sembrar agua se convierte en proyecto para cultivar en casa
  • Sembrar agua se convierte en proyecto para cultivar en casa
Cándida Acosta
Santo Domingo, RD

 ¿Se imagina poder cul­tivar su propia comida?. Comer pescados y ensa­ladas cultivados en un es­tanque que puede ser has­ta una pecera en su propia casa y sin tener que ha­cer grandes inversiones.Pues sí. Es posible sem­brar en el agua con la ayuda de las herramien­tas que da la tecnología y el conocimiento adqui­rido para desarrollar en casa junto a su familia el cultivo de alimentos a través de la acuapónica.

El desarrollo del proyecto de cultivos a través de es­ta técnica de la acuaponía, de Techo Acuapónico, es uno de los cuatro proyec­tos ganadores del concur­so INICIA Educación que por cuarto año se reali­za en el país con un fondo privado de inversión para mejorar la educación pú­blica y privada en Repúbli­ca Dominicana y ubicar ta­lentos y nuevos liderazgos.

Techo Acuapónico, pro­yecto ganador del concur­so INICIA Educación, es lle­vado por los profesores del Instituto Tecnológico de las Américas (ITLA), Alessio Puglisi, italiano de 35 años y de profesión arquitecto, apasionado de esta nueva rama a la que se ha dedica­do junto a la matrícula de estudiantes de secundaria y cuya enseñanza combina con la de artes, así como Ja­ribel Tavares, una joven de 22  años, nativa de la pro­vincia Hermanas Mirabal.Si se pregunta cuáles apli­caciones puede un proyec­to como el de la acuapónica en la educación de jóvenes estudiantes de secunda­ria, los docentes coinciden en que sirve para ayudar a solucionar problemas con la matemática, la física, la biología y otras ramas.Ahorro de tierra y aguaSe trata de un proyecto muy ambicioso, dijo el profesor Puglisi.

Esta tecnología ayu­da a implementar el cultivo hidropónico mezclado con la acuacultura y eso es “una ventaja muy grande, por­que ahorra tierra para los cultivos”. Además, el agua se usa una sola vez, puesto que se recicla. Se produce comida (ensaladas y peces) para comer como la tilapia, la anguila, el koi, gambas de Louisiana y el pez gato. Así como tomates de ensalada y azafrán, plantas que no necesitarán de productos químicos y, por tanto, el que las consuma tendrá produc­tos totalmente biológicos.Puglisi tiene dos años en el país y vino invitado por el Liceo Científico de Salcedo porque necesitaban un pro­fesor de arquitectura.

Oportunidad

Trabajando aquí conoció la Acuaponía a través de un amigo y se dedicó a estu­diarla al ver que la Organi­zación de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) tiene un programa a escala mundial y en la Isla de Antigua su aplicación es un buen apor­te para los estudiantes en otras áreas del saber como las artes, ciencias naturales, física y hasta la mecánica. Su aplicación, dice, com­prende muchos elemen­tos que también ponen a las personas a pensar y sirve para desarrollar en los niños el pensamien­to sistémico, “para anali­zar más de una sola incóg­nita en un solo problema”. Jaribel Tavares es profeso­ra de ciencias naturales en el politécnico ITLA. En bus­ca de nuevas metodologías para que sus estudiantes aprendan distintos conte­nidos del currículo domini­cano.

Este proyecto le permiti­rá involucrarlos en un proyecto, que aparte de ciencias, matemática, ar­quitectura, bilogía, quí­mica y física tengan un conocimiento más signifi­cativo.

 SEPA MÁS

 Usos de siembra con Acuapónica

 Variedad.

Permite crear una mi­croeconomía, produ­cir peces y plantas para comer y para la venta, y plantas ornamentales como las orquídeas. Sir­ve también para el desa­rrollo de los estudiantes y para que estos junto a sus familias pasen a re­producir en su casa y en su comunidades.