Listin Diario Logo
24 de mayo 2020, actualizado a las 06:20 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios domingo, 05 de abril de 2020

Testimonio COVID-19

“El Gobierno habla de ayuda, pero a mí nunca me ha dado nada”

  • “El Gobierno habla de ayuda, pero a mí nunca me ha dado nada”
  • “El Gobierno habla de ayuda, pero a mí nunca me ha dado nada”
  • “El Gobierno habla de ayuda, pero a mí nunca me ha dado nada”
Patria Reyes Rodríguez
Santo Domingo, RD.

A Yudith Gómez le preocupa mucho su salud ante la amenaza de contraer el coronavirus, pero lo que no la deja dormir es pensar cómo logrará sobrevivir económicamente en estos días, cómo conseguirá para pagar la casa, comprar los medicamentos que necesita y comida suficiente para ella y sus dos hijas.

Antes de que todo este tema del coronavirus comenzara a sonar, su fuente de sustento era cuidar niños y niñas, sin embargo, desde que se empezó a hablar de lo rápido que se propaga el virus y su peligrosidad, padres y madres dejaron de mandar a los infantes y también suspendieron el compromiso económico con Yudith.

“Mis hijas depende de mí, yo soy el hombre y la mujer de esta casa, me entra la nostalgia con esta incertidumbre porque de verdad no sé cómo voy a sobrevivir, porque mis hijas estudian, dependen de mí, yo pago casa, pago luz, pago teléfono, pago de todo, tengo que traer el día a día de esta casa, tengo que comprar mis medicamentos, que son bastante costosos porque tengo un tratamiento para las tiroides y soy hipertensa”, refiere con voz angustiada.

“Yo cuidada 14 niños, pero ahora no tengo ni uno porque sus padres después que empezó esto (el COVID-19) no los han vuelto a traer"..
Yudith Gómez, cuidadora de niños y niñas en Herrera.

A falta de apoyo económico del papá de sus hijas, Yudith ha realizado distintos tipos de trabajo, todos informales, para proveerles techo, comida y estudios. Vendía helado, cocinaba por encargo, fabricaba adornos de pelo para niñas y mujeres, sin embargo, desde hace cerca de diez años se dedica a cuidar niños y niñas en el barrio Libertador de Herrera, para que así sus padres puedan trabajar con la tranquilidad de que están bien atendidos.

En principio eran dos o tres infantes que cuidaba en su casa, pero por el amor con que los cuida, cada día más personas le llevan sus bebes. “Yo cuidada 14 niños, pero ahora no tengo ni uno porque sus padres después que empezó esto (el COVID-19) no los han vuelto a traer para prevenir que se enfermen, yo lo entiendo, el problema es que como ya no me van a pagar, cómo haré yo para cumplir con mis compromisos”, expresa mirando al cielo como si esperara la respuesta.

Agrega que para el cuidado de los niños, como ya eran muchos, había buscado una chica que necesitaba ganarse “unos pesos” para que la ayudara y la despacho porque “no sé yo como voy a conseguir lo mío, ahora para pagarle a ella”.

Con su típico lenguaje del barrio, Yudith indica que “el Gobierno habla de ayuda, pero a mí el Gobierno nunca me da dado nada, yo nunca he recibido del Gobierno nada, ni la fundita, a mí nunca me han dado nada, no sé a quien le llegara”.

“Ahora mismo mi vida está muy complicada, porque para una gente que tenga que usar medicamentos diarios y que tiene que pagar casa, luz, teléfono, con tantos gastos yo no sé cómo me la voy a bandear, como vamos a sobrevivir”, lamenta la joven mujer. .

Como Yudith, miles de de trabajadores por cuenta propia hoy no saben cómo lograran sobrevivir, ya que la crisis del COVID-19 ha sepultado la fuente de sus ingresos y les ha dejado con el tormento de no saber cómo conseguirán los recursos para garantizar la subsistencia.