Listín Diario en la Globalización

“Permisología” y costos impactan exportaciones industriales

  • Celso Juan Marranzini, Circe Almánzar, Kristie Farías, Horacio Guzmán y Miguel Canaán conversan con Juan Guiliani y Cándida A. ADRIANO ROSARIO

Cándida Acosta
Santo Domingo, RD

 La industria nacional está impactada por la cantidad de permisos que tiene que  agotar a la hora de exportar mercancías locales, a pesar de que en Aduanas el sistema de Ventanilla Única de Exportación (VUCE) sí funciona y de manera muy adecuada, afirmaron los principales ejecutivos de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD).

 ¿Dónde está la dificultad a juicio de los industriales dominicanos?- El caso es que en el proceso intervienen varias instituciones estatales, sobre todo de seguridad del Estado, como la Dirección Nacional de Control de Drogas, el J2, Sanidad animal de Agricultura, Salud Pública y otras que retrasan y encarecen el costo de exportar.  Un tema que data de años.

  A esto se adiciona que hay 89 medidas adoptadas para mejorar la competitividad país, en las cuales solo en algunas se ha avanzado, “pero en general no están totalmente implementadas”, afirmaron Celso Juan Marranzini, presidente de la AIRD, y Circe Almánzar, vicepresidente ejecutiva. Marranzini y Almánzar participaron como invitados, junto a Kristie Farías, directora ejecutiva de la Asociación Dominicana de la Industria de Plásticos (Adiplast), y los directivos de esa entidad Horacio Guzmán G.,y Miguel Canaán, en el encuentro Listín Diario en la Globalización que coordina el economista  Juan Guiliani Cury para esta sección de Economía & Negocios.

 Solo por poner un ejemplo, las industrias química y la farmacéutica tienen que pasar por siete pasos para exportar.

Ley de Proindustria

La AIRD propugna porque los principals costos que impactan a las industrias locales sean atendidos y de ahí la importancia de su reclamo para que se tome en cuenta el mandato de la Ley 547-14 permite la reinversión de utilidades, en la compra de maquinarias y equipos.

    “Y por eso es muy importante que se renueve la Ley de Proindustria 547-14, la cual permite que se siga reinvirtiendo en maquinarias mediante un mecanismoque venció”, dijo Marranzini.

     Al respecto, la vicepresidente de la AIRD, Circe Almánzar, recordó que esa legislación fue mutilada en dos de sus artículos.

  Además de esos puntos, los industriales promueven el encadenamiento de la industria nacional con otros sectores productivos en sectores de zonas francas y turismo. Con la renovación de esa pieza legislativa a los industriales les resultará más fácil vender a esos sectores de la economía, sacando una serie de trámites “engorrosos”que tienen que agotar las empresas nacionales, producto de una alta burocracia.  

    Marranzini puso de ejemplo que para una industrial local vender sin ITBIS una tubería de PVC a un hotel que se vaya a construir hay que pedir varios permisos, caso que Almánzar atribuye “al sesgo  importador”.

DETALLES
Temas pendientes
Desincentivo local

Una de las causas que “bloquean” y motivan a importar y dan preferencias a estos es que no pagan impuestos, en el caso de un hotel en construcción.

Fiscalización Mientras se fiscaliza a las empresas nacionales, se promueven las importaciones de bienes que se pueden comprar aquí.

Miembros La AIRD agrupa a industrias y asociaciones industriales del país concentradas en prácticamente todas las actividades de la manufactura local.