ECONOM√ćA

Se celebra la Asamblea de Gobernadores del BCIE en Argentina

  • Asamblea General BCIE.

Argentina

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) celebra su 59 Asamblea de Gobernadores durante la que analizan los retos que enfrentan las economías de la región, nuevas inversiones y como la multilateral puede contribuir a enfrentar los nuevos desafíos económicos y sociales.

Presidió la reunión: el presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi; el gobernador de la provincia de Jujuy, República de Argentina, Gerardo Morales; el presidente de la Asamblea de Gobernadores del BCIE y Ministro de Hacienda de la República Dominicana, Donald Guerrero; y Rogelio Frigerio, Ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la República Argentina.

El presidente ejecutivo del BCIE anunció: “Con los financiamientos aprobados en 2018 se prevé la creación de cerca de 70 mil empleos y la generación de ingresos para los estados de US$63 millones de dólares” y añadió “actualmente, el BCIE ejecuta 22 programas regionales vinculados a los sectores prioritarios”.

Por su parte, el actual presidente de la Asamblea de Gobernadores, Donald Guerrero indicó que: “Es el momento es propicio para reafirmar, una vez más, nuestro compromiso con el desarrollo y la prosperidad de nuestros pueblos, consolidando los valores y principios que han hecho posible que, como Banco de Desarrollo, nos hayamos convertido en el principal socio estratégico y brazo financiero de la región”.

La Asamblea Ordinaria de Gobernadores del BCIE reúne a los ministros de Hacienda, Economía, Finanzas y Bancos Centrales de las naciones socias, con el propósito de analizar las necesidades de desarrollo de la región y cómo puede el Banco contribuir a enfrentar los nuevos desafíos económicos y sociales.

Un intenso apoyo y respaldo a la región centroamericana

Dante Mossi recordó que el BCIE constituye actualmente el principal proveedor de recursos financieros para el desarrollo de la región y trabaja para mejorar la calidad de vida de los millones de centroamericanos.

En sus palabras de bienvenida, expresó que el BCIE es el brazo financiero del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). En ese sentido el BCIE ha venido trabajando de cerca con la institucionalidad regional para promover una mayor coordinación en asuntos de relevancia para la región como es la gestión coordinada para la incorporación de nuevos socios al Banco y la implementación del modelo de autosostenibilidad del SICA.

Tal y como lo ha explicado el presidente, el BCIE identifica e impulsa programas, proyectos e iniciativas regionales que respondan a las políticas y estrategias sectoriales que apoyan la Agenda Estratégica priorizada del SICA que se construye a partir de los cinco pilares mencionados y que busca alinear las acciones con la Agenda de Desarrollo 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

BCIE apuesta por un crecimiento sostenible e inclusivo

Mossi informó que en los últimos cinco años 2014-2018, el Banco inyectó US$9.933,1 millones para la integración y desarrollo de la región. Estas nuevas intervenciones representaron en promedio un aporte anual para la región de aproximadamente los US$1.986,6 millones, con una tasa de crecimiento promedio de 11,9%.

Con relación con los resultados logrados en el quinquenio 2014–2018, el Banco ha desembolsado un total de US$7,910.2 millones, concentrando la mayor parte de los recursos en El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Es importante destacar que, atendiendo el lineamiento de diversificación en la exposición crediticia soberana, países como República Dominicana, Panamá y México acumulan el 14.9% de los desembolsos en estos cinco años.

Otro tema prioritario para el BCIE es la contribución a la mitigación de los efectos de las emisiones de gases de efecto invernadero, trabajando en la adaptación y en la resiliencia de la sociedad a los grandes retos de futuro y, en definitiva, contribuyendo a la transformación de la región y de creación de fomento más equitativo y medioambientalmente más respetuoso.   

El BCIE fue creado en 1960 como el brazo financiero de la integración y el desarrollo de la región. Sus recursos se invierten continuamente en proyectos con impacto en el desarrollo para reducir la pobreza y las desigualdades, fortalecer la integración regional y la inserción competitiva de los socios en la economía mundial, otorgando especial atención a la sostenibilidad del medio ambiente. El BCIE tiene su sede en Tegucigalpa con oficinas en toda Centroamérica.

La solidez financiera del BCIE se ve respaldada actualmente por una calificación compuesta de AA-, resultante de las calificaciones otorgadas por las siguientes agencias internacionales calificadoras de riesgo: Standard & Poor’s con una calificación de AA, Moody’s con una calificación de A1, y Japan Credit Rating con AA.