Listin Diario Logo
16 de julio 2019, actualizado a las 09:50 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios jueves, 04 de abril de 2019

ENTREVISTA AL GOBERNADOR DEL BANCO CENTRAL

Hector Valdez Albizu explica por qué esta es una de las economías de más rápido crecimiento del Hemisferio Occidental

REFLECTOR MONETARIO

  • Hector Valdez Albizu explica por qué esta es una de las economías de más rápido crecimiento del Hemisferio Occidental
Santo Domingo

A continuación la reciente publicación de la entrevista de la revista inglesa Latam Investor al gobernador Héctor Valdez Albizu, traducida al español.

Revista LatAm Investor (LAI): ¿Qué está dirigiendo el fuerte crecimiento de la RD?

Gobernador Valdez: Desde 2012, cuando el partido político llegó al poder, hasta 2018, el crecimiento económico promedió el 6% anual, con una inflación anualizada del 3%. El 2018 fue un año particularmente fuerte, con un crecimiento del PIB del 7% y una inflación del 1.17%.  Esa tasa de inflación es igual o inferior a la de las economías dolarizadas de la región, como Panamá, lo que demuestra que hemos cumplido con el objetivo principal del Banco Central- controlando la inflación. El análisis histórico muestra que la República Dominicana tiene buenos fundamentos de crecimiento. El crecimiento promedio anual del PIB desde 1960 hasta nuestros días es del 5%.

Soy amigo del ministro Guerrero y creemos que hemos tenido un buen manejo juntos para gestionar la economía. Pero no estoy de acuerdo con él - no necesitamos una reforma. En República dominicana un Gobierno necesita tomar fuerte medidas ya sea al comienzo de su período o al fin. Creo que esta administración ha dejado pasar el tiempo para la reforma fiscal. Considero que ahora es una cuestión de política con las elecciones venideras, quizás ellos trataran de pasarlo en el período entre la campaña y el inicio del próximo Gobierno..

Creo que el éxito económico actual de República Dominicana se deriva de dos logros clave: la reducción de los déficits monetarios y fiscales. Este gobierno heredó un déficit fiscal del 6.9% en 2012 y logró reducirlo hasta el 2.6% en 2018. Esto se ha hecho aumentando gradualmente la recaudación de impuestos y también controlando el gasto público. Mientras tanto, en el Banco Central, nuestra prudente política monetaria ha ayudado a evitar la fuga de capitales.  Por ejemplo, cuando la Reserva Federal de los EE.UU. comenzó a ajustar su política monetaria y elevó las tasas dos veces durante 2018, respondimos elevando nuestra tasa de referencia a 5.50%, por encima del 5.25%. Esencialmente nuestra política monetaria es neutral. No estamos tratando de usarlo para mover otros indicadores económicos. Más bien respondemos a eventos externos e internos para garantizar que la moneda permanezca estable.

LAI: Usted ha sido un vocero defensor del aumento del salario mínimo; ¿Por qué se lo considera tan importante?

GV: Durante 27 años no ha habido un aumento real en el salario mínimo del sector público no financiero. Ha habido ajustes por inflación, pero no un aumento real. Eso está mal porque la economía ha crecido fuertemente en ese período y los salarios de la gente deberían reflejar eso. Se necesitan salarios más altos porque ayudan a impulsar la demanda local y aseguran la sostenibilidad política.

Valdez ha sido gobernador del Banco Central de RD por un período récord de 22 años. Se estima que la canasta de bienes básicos para una familia cuesta casi 14,000 pesos ($280) mensual, pero el salario mínimo en el sector público no financiero es de solo 6,000 pesos ($120). Eso socava la estabilidad social porque significa que las familias deben enviar a sus hijos al trabajo o tener múltiples empleos. He presentado tres estudios diferentes al Gobierno sobre este asunto. A la gente le preocupa que esto socave nuestro sector privado al elevar los costos laborales, pero al menos el salario del sector público no financiero podría elevarse hasta los 10,900 pesos ($220), que es la tasa vigente en el sector privado. En términos generales, tenemos una economía exitosa, pero ese es un elemento que debemos corregir. Para ser justos, este Gobierno ha creado muchos programas sociales que han mejorado el apoyo social para las personas y esto les da un ingreso total más alto que el que se refleja en las estadísticas salariales. Sin embargo, sigue siendo importante que inyectemos dinero extra en sus bolsillos, lo que impulsará el gasto del consumidor.

Ha mejorado el apoyo de bienestar para personas y esto les da un ingreso total más alto que se refleja en las estadísticas salariales. Sin embargo, sigue siendo importante que obtengamos dinero extra en sus bolsillos, lo que impulsará el gasto del consumidor.

LAI: ¿El modelo de crecimiento del RD no genera suficientes puestos de trabajos correctos”?

GV: Ha habido mucho progreso. Por ejemplo, en los últimos seis años, por ejemplo, en los últimos seis años, empresas que operan en zonas francas crearon 175,000 empleos directos. En total nuestra economía ha generado 770,000 nuevos trabajos desde 2012. Eso ha contribuido a reducir la pobreza a 23% de casi el 40%, lo que es un logro extraordinario que tiene pocos paralelos en la región. Eso es 1.5 millones de personas que han escapado de la pobreza. Mientras que la pobreza extrema se ha reducido a 2.9% desde 9.9%, lo cual es un progreso real. Muchos analistas aquí se quejan de que el 58% de la fuerza laboral es informal, pero eso es incorrecto. En realidad, es un 48%, lo cual está en consonancia con el promedio latinoamericano. Por supuesto, incluso ese nivel de informalidad es un desafío, porque significa que no todos pagan la cantidad correcta de impuestos. Considero que el salario mínimo es clave para resolver el problema porque gran parte del trabajo informal lo realizan personas a las que el sector formal no les ofrece suficiente dinero.

LAI: La recaudación de impuestos del país es demasiado baja pero el Ministro de Hacienda dice que es el tiempo para una reforma fiscal ¿estás de acuerdo?

GV: Soy amigo del ministro Guerrero y creemos que hemos tenido un buen manejo juntos para gestionar la economía. Pero no estoy de acuerdo con él - no necesitamos una reforma. En República dominicana un Gobierno necesita tomar fuerte medidas ya sea al comienzo de su período o al fin. Creo que esta administración ha dejado pasar el tiempo para la reforma fiscal. Considero que ahora es una cuestión de política con las elecciones venideras, quizás ellos trataran de pasarlo en el período entre la campaña y el inicio del próximo Gobierno.

Creo que la clave para cualquier nueva reforma fiscal es hacer nuestro sistema más consistente. Nosotros tenemos un impuesto a las ventas de 18% que actualmente no se aplica a ningún producto alimenticio básico, como plátano o arroz, ni a productos de lujo como el salmón o el queso importado. Eso no tiene sentido. Tener exenciones da a las personas la oportunidad de evadir impuesto al registrar incorrectamente las ventas. Necesitamos una reforma transparente y creíble que no penalice a determinados sectores, sino que beneficie la economía en su conjunto y aumente sus ingresos fiscales al 19% o 20%.

LAI: La capital de la RD los mercados siguen siendo relativamente subdesarrollado; será eso ¿cambio?

GV: El Banco Central ayudó a elaborar la nueva ley de mercados de capitales y estamos seguros que será exitosa. De hecho, es importante reconocer que los mercados de capitales aquí han tenido un rápido crecimiento recientemente. Puede parecer poco impresionante para los extranjeros, pero en los últimos años hemos visto una gran expansión en emisión de deuda corporativa y denominada en pesos soberanos. Hemos visto $30 mil millones de dólares en emisiones en los últimos años, con empresas energéticas especialmente activas en la recaudación de capital en el mercado local. Esta nueva ley permite una variedad de nuevos instrumentos financieros y ayudará a atraer más liquidez al mercado. Solo estamos trabajando en la regulación de apoyo que nos permitirá obtener el máximo beneficio de la ley. Por ejemplo, pronto tendremos fondos de inversión especiales para financiar la construcción de carreteras y rehabilitación. Hemos estado tomando nuestro tiempo porque queremos atraer un tipo de capital adecuado. No deseamos atraer flujos volátiles de capital que pueden desestabilizar la economía con sus rápidas llegadas y salidas. Somos un país pequeño, pero uno que atrae mucha inversión internacional. Recibimos un promedio anual de $2.5 mil millones en inversión extranjera directa, alrededor de $6.7 mil millones en ingresos de exportación del sector turístico y $6 mil millones en remesas. En los próximos años los flujos financieros a nuestros mercados de capitales serán muy significativos.