SEGUNDA RUTA DE LA PRODUCCIÓN NACIONAL

Agroindustrias democratizan la economía de la nación

El presidente de Confenagro, Erick Rivero, durante la Segunda Ruta de la Producción, destacó la importancia de fomentar el modelo de las agroindustrias.

  • Relevo. Las mujeres del campo van produciendo su relevo generacional.

Patria Reyes Rodríguez
Villa Vásquez, Santiago

Las empresas agroindustriales están llamadas a convertirse en el modelo de industria que debe ser replicado en el país, ya que generan empleos en las comunidades, se nutren de la producción nacional, y los capitales que generan no se escapan hacia el extranjero.

Cada sector o subsector agropecuario cuenta con cientos de agroindustrias distribuidas en todo el país, generan empleos en lugares donde no se atreven a instalarse las grandes empresas. Muchas se dedican a exportar, como es el caso de los tabaqueros, los bananeros, los productores de vegetales, aguacates, mangos y otros rubros.

Durante una visita realizada a la fábrica de elaboración de cigarros “Tabaco La Rambla”, establecida en Villa González, un municipio de Santiago, el presidente de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios, Erick Rivero destacó la importancia de replicar este tipo de empresas que proporcionan no solo empleos, sino que impulsan un círculo virtuoso que trae grandes beneficios a la economía.

En la visita realizada a esta fabrica de cigarros, su propietario Ramón Carbonell manifestó que en la actualidad siembran, cosechan, curan y fermentan el tabaco para luego convertirlo en cigarros y que toda su producción (10,000 cigarros diarios) está orientada al mercado estadounidense.  

Esta fábrica cuenta con 162 empleados que devengan un salario promedio semanal de RD$2,400.00. Tiene un grupo de trabajadores que trabaja por producción que podría ganar menos o más según su rendimiento. Cada obrero u obrera elabora entre 60 y 75 cigarros a diario.

 Según datos ofrecidos durante el recorrido de la Segunda Ruta de la Producción de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (Confenagro) por Santiago, Valverde y Santiago Rodríguez, se estima que en el sector tabaquero existen 130 empresas dedicadas a la elaboración de cigarros de calidad y a procesar el tabaco en esa zona. 

Asimismo, la industria del banano orgánico de la línea noroeste se fundamenta en cientos de pequeños y medianos productores que se asocian para sostenerse en el mercado.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en República Dominicana el 85 % de las fincas lecheras que existen en el país descansa sobre pequeñas agroindustrias familiares que generan alrededor de 200,000 empleos directos.

Sólo en el noroeste, el renglón lácteo produce un promedio de 350,000 litros de leche diarios, lo que al año suma 127,750,000 litros, un 20 % de la producción nacional. 

Retos que enfrentan 
El acceso a financiamiento, y el apoyo del Gobierno para asegurar aceptables costos de producción y mercados son los retos más revelevantes que enfrentan las empresas agroindustriales.

En declaraciones recientes, el consultor de la FAO, Daniel Valerio, refirió que el costo de la producción lechera limita su expansión y afirmó que según los resultados de un estudio realizado el combustible, la electricidad y la mano de obra constituyen cerca del 60 % de los costos en la producción y comercialización de la leche. 

Estos datos podrían bien ser aplicados a pequeñas y medianas agroindustrias establecidas en el país, cuyos productores luchan por sobrevivir en el mercado cada día más globalizado.

Mujeres son más del 50% en la producción de tabaco
La mujer tiene una gran participación en la industria agropecuaria nacional. Según datos ofrecidos durante la visita al Instituto del Tabaco de la República Dominicana y a la fábrica de Cigarros “La 

Rambla”, se pudo constatar que más del 50% de los trabajadores son mujeres.

Trabajan en la siembra, en los repiques para el transplante de las plántulas de tabaco, en la recolección y en la elaboración del cigarro, sin ninguna limitación por su condición.

Ramón Carbonell señaló que en su empresa más del 60% de la nómina está integrada por mujeres y que en la misma no existe limitación de edad.

Señaló que su rendimiento es igual al de los hombres y que muchas de las mujeres que laboran en la tabaquería tienen muchos años trabajando para esta.

Aunque en las plantaciones de banano cambia el porcentaje de las mujeres que se integran a las plantaciones, se evidencia la presencia de las mismas en las plantas donde se prepara el banano para la exportación.

LAS MUJERES EN LA INDUSTRIA
La industria del tabaco involucra a recolectores de semillas, preparadores de terrenos, acondicionadores de canteros, sembradores de las plantas, recolectores de cosechas, fabricantes de cajas, industriales de cigarros a máquina, artesanos de cigarros, entre otros. En todas las acciones que genera la industria, la mujer tiene una importante participación. Las organizaciones de productores como Confenagro han reconocido su aporte.