Listin Diario Logo
21 de julio 2019, actualizado a las 01:39 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios miércoles, 10 de junio de 2015

PUBLICACIÓN DE LA CEPAL

RD entre países más desiguales

Durante el período 2002-2013, solo el país y Costa Rica reflejaron un aumento de este indicador, que mide la concentración o distribución del ingreso en una sociedad.

  • RD entre países más desiguales

    Causa. La principal fuente de recursos de los hogares son los ingresos laborales, cuya desigualdad ha evolucionado en una forma muy similar a la del total de ingresos.

Lilian Tejeda
lilian.tejeda@listindiario.com
Santo Domingo

En momentos en que Latinoamérica intenta dejar de ser catalogada como la región más desigual del mundo, República Dominicana se destaca entre los países de esta región en los que se ha incrementado la desigualdad.

Durante el período 2002-2013, solo Costa Rica y República Dominicana reflejaron un aumento del índice de Gini, un indicador que mide la concentración o distribución del ingreso en una sociedad, según revela el libro “Desigualdad, concentración del ingreso y tributación sobre las altas rentas en América Latina”.

“En 15 de los 17 países considerados se evidencian mejoras distributivas, reflejadas en la disminución del índice de Gini. Las excepciones son Costa Rica y República Dominicana, cuyos índices de Gini son superiores en 2013 que en 2002”, establece la publicación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), de abril de 2015.

Esto podría explicarse porque, como indica el estudio, la principal fuente de recursos de los hogares son los ingresos laborales, cuya desigualdad ha evolucionado en una forma muy similar a la del total de ingresos. El análisis refiere que en la región el quintil más pobre (es decir, el 20% de los hogares con menores ingresos) capta, en promedio, un 5% de los ingresos totales, con participaciones que varían entre menos del 4% en Honduras, Paraguay y República Dominicana y el 10% Uruguay.

“En la mayoría de los países (con excepción de Honduras, Paraguay y República Dominicana), la participación del quintil más pobre en los ingresos totales se ha incrementado entre 2002 y 2012, mientras que la del quintil más rico se ha reducido en casi todos (excepto Paraguay)”, dice la publicación.

El libro especifica que la adecuada medición de la desigualdad y su evolución en las sociedades es fundamental, no solo como indicador de bienestar de la población, sino también por su potencial utilidad a la hora de formular  políticas públicas e incluso de evaluar sus efectos.

Rol del Estado

El análisis establece que la acción del Estado puede incidir de varias maneras en los niveles de desigualdad de ingresos imperantes en una economía. En primer lugar, dice, el establecimiento de mínimos salariales, la negociación entre trabajadores y empresas, y la regulación de los grados de concentración en los mercados de bienes y servicios, entre otras medidas, tienen consecuencias directas sobre la desigualdad del ingreso primario, como suele denominarse al ingreso que surge del mercado.

“En los últimos años también han surgido propuestas de regulación de los pagos excesivos a ejecutivos, como una manera de reducir la excesiva concentración del ingreso en los niveles superiores”, apunta la publicación.

Agrega que las intervenciones públicas también redefinen la distribución generada por el mercado por medio de instrumentos como los impuestos y las transferencias, los cuales inciden directamente en la distribución del ingreso disponible de los hogares.

Anota además que una parte muy importante de la acción redistributiva del Estado tiene lugar a través de mecanismos que pueden considerarse indirectos, como el gasto público en educación y salud que, aunque no afectan el ingreso disponible actual de los hogares, tienen un impacto muy relevante en la medida en que promueven las capacidades humanas y facilitan la inserción futura en el mercado de trabajo.