http://images2.listindiario.com/image/article/415/680x460/0/3973B7EA-76E6-4009-BFB5-A568570FFDAA.jpeg
Imprimir sin imágenes
Zona Este 19 Enero 2013
Comentarios 1 - último digitado en 30 Ene a las 4:23 PM
Tamaño texto

Mónica Quirino

“Ser empresaria lo heredé de mi familia; somos emprendedores”
Compartir este artículo

Es una mujer emprendedora que cada día ve la oportunidad para crecer como empresaria y madre. Con gran respeto y pasión se mantiene enfocada en el crecimiento y en la expansión de su proyecto de vida.

“Mi padre ha sido mi ejemplo, mi guía, mi norte, quien ha trazado desde siempre el camino que llevo en la vida y el que voy a seguir. Es un alma que heredé de mi familia lo de ser empresaria, vine a dedicarme a emprender un negocio que luego se convirtió en una marca. Hay gente que viene a Punta Cana a divertirse, a pasarla bien y lo respeto, pero en mi caso mi objetivo siempre fue crear, crecer y producir; por eso me mantengo firme con este camino de sacrificio y no me queda otra que darle con fuerza y empeño”.

Perseverancia, imaginación y mucha valentía son necesarias para iniciar con éxito una carrera empresarial, cualidades que posee Mónica Quirino, una mujer decidida que busca y crea sus propias oportunidades, confía en sí misma y en la visión que desde hace trece años emprendió al venir desde Argentina, un país cosmopolita de luces y comercio, a vivir en el Punta Cana de finales de los años 90, una ciudad virgen con muy poca actividad comercial, que sólo contaba con algunos hoteles. Esta joven mujer es madre de Camila, Simón y Luna, y es ella un ejemplo a seguir para los locales y extranjeros que viven, trabajan y son parte de la historia que se escribe cada día en la zona más importante del turismo de República Dominicana y del Caribe.

Con afable sonrisa, esta dama interesante, empresaria, amante de los caballos y la equitación conversa con nosotros y nos muestra que el éxito llega a través del trabajo constante, esfuerzo, dedicación, por tener pasión por lo hacemos y creer en nuestros sueños.

Háblanos sobre tu familia, tus gustos e inquietudes de niña…

De mis hermanos soy la segunda; mi madre, Olga Pérez de Quirino y mi padre, Carlos Quirino, quienes fallecieron ya hace un tiempo. A mi hermano Carlos le va muy bien en Argentina y ha seguido con los negocios de mi padre. Tengo en Buenos Aires sobrinas, tíos y muchos otros familiares allá.

De niña me gustaba mucho jugar con muñecas, los deportes; hacía mucho la natación, iba a un colegio que era muy exigente con la disciplina.

La ropa, el estilo y las marcas siempre me gustaron. En una ocasión allá en Argentina, con una amiga diseñamos una línea de ropa para hombres.

Fuiste madre muy joven. Dónde nacieron tus hijos y qué edades tienen?

Así es, y como mujer tienes que hacerte cargo de tus hijos, criarlos, educarlos, mis hijos son la razón que me da empuje para emprender. Tengo tres hijos: la Camila, la mayor, tiene 16 años es la única que nació en Argentina; Simón y Luna, con 11 y 6 años, nacieron acá en el país.

¿Cómo son tus hijos, sus personalidades…? 

Camila es muy dulce y buena chica, te acompaña todo el tiempo. Con los animales tiene una conexión muy especial, ella es quien ha despertado en mí este amor y pasión por los caballos.

Simón ha logrado unas metas en el colegio en el área educativa y con el deporte. Se ha destacado en el fútbol, participa en campeonatos, es muy dedicado.

Luna es la dulzura de la casa, es quien me da todos los besitos y ternura que ya los más grandes no me dan. Todos son únicos y diferentes, y estoy sumamente orgullosa de ellos. Son mi orgullo y cada uno es especial y los adoro.

¿Qué es lo que más disfrutas de la equitación? 

La brisa, el sentido de libertad, los caballos son animales hermosos muy nobles, puedo afirmar que la equitación me ha cambiado la vida. Es un deporte que me une a mi hija mayor y una pasión que compartimos. Es una actividad que descubro con gran placer y que puedo hacerla regularmente. Los caballos son maravillosos y obtienes grandes beneficios de ellos. Además de las ventajas a nivel físico, y emocional, puedo decir que es una gran terapia.

Cuéntanos de la decisión de tomar maletas y venir a esta tierra a iniciar un negocio sin contar con vínculos familiares en el país, y sobretodo, siendo una persona que proviene de un país grande, de mucha actividad cultural y comercial. ¿Qué te motivo a hacer esto y quedarte en República Dominicana?

Al país llegué a Punta Cana directamente, pues vine a pasar un tiempo de vacaciones en un lugar tranquilo y relajado. Empecé a ver el área comercial del hotel, porque vengo de un país muy comercial, donde hay mucho shopping, y sentí la inquietud de hacer algo novedoso pues entendí que la zona tenía el potencial. En ese entonces me encontré con una amiga que vivía acá y representaba una marca de trajes de baño y así comencé.

Mi amiga se fue de la zona y yo me quede acá sola, representando la marca. 

Empezamos a distribuirlo por los hoteles, conocí a mi ex marido y decidimos poner nuestro primer local, que fue en una de las cadenas de hoteles RIU, desde donde distribuíamos a los diferentes hoteles de la zona.

Tienes algún personaje que te inspire o al que sigas?

Ningún personaje conocido: mi Papá es a quien sigo, la fuerza y motivación vienen de él. Mi padre fue un hombre muy admirable, se desvivió por sus hijos, trabajador incansable, emprendedor, optimista... un montón de cualidades reunidas en una sola persona. De él admiro todo, es el alma que me inspira y el personaje que ha marcado mi vida y esto es lo que quiero transmitir a mis hijos, ese legado de trabajo, empeño y esfuerzo que me dejó mi padre.

Bávaro - Punta Cana es parte de la historia reciente del país. ¿Cómo haz visto el crecimiento de la zona y qué retos tuviste que enfrentar al decidir mudarte para acá hace 13 años?

Bueno, no fue fácil adaptarme al principio extrañaba todo de Argentina, tenía que irme cada tres meses a visitar mi país porque lo necesitaba, fue un cambio muy grande y una decisión que ha marcado mi vida.

En Punta Cana he visto los cambios y son muy importantes. En la zona, sólo nos abastecíamos en hoteles, y un sólo súper mercado; no había muchas opciones, teníamos lo que ofrecían los hoteles solamente. La ciudad ha crecido mucho, pues  ya hay tiendas, plazas comerciales, y el turista busca marcas, franquicias. También en el área inmobiliaria ha crecido mucho. En los próximos años veremos cua nto más crece y se desarrolla y que trae el futuro, pero realmente ha habido un gran crecimiento sobretodo en los últimos años. 

¿Cómo surge Alta Mar?

Desde el primer día quise hacer algo que permaneciera. Mi papá nos enseñó con su ejemplo la importancia del trabajo y el sacrificio. Mi hermano y yo lo hemos hecho. Ser empresaria lo heredé de mi familia; somos emprendedores.

He visto mucha gente que viene a quedarse, a pasarla bien y disfrutar de las playas, y eso lo respeto. Yo realmente, cuando decidí quedarme, siempre estuve enfocada en crear y emprender un negocio que fuera productivo, siempre estuve enfocada en mi objetivo. 

Cuando monté mi primer local era una marca de trajes de baño; teníamos una línea de México que distribuíamos acá. En una ocasión me voy de vacaciones a Buenos Aires, me llama mi socia y me dice que habían montado una tienda similar a lo de nosotras justo al lado. Entonces pensé… ahí viene mi reto, tengo que producir mi propia marca. Así entendí que mi reto fue la gran oportunidad, lo que me da el empuje para surgir y crear esto que ahora es Alta Mar.

Compré telas, busqué muestras en Buenos Aires y las traje al país; nos pusimos a crear y producir nuestra propia línea, que al principio fue de trajes de baño y ropa de playa. 

Empezamos desde muy chiquito a crear una línea fresca, moderna, variada y práctica para la mujer de hoy, inspirada en la belleza del mar.

La producción la iniciamos en zona libre en Santiago, llega un momento en que la situación social y política de República Dominicana se complica para los empresarios y el dólar sube mucho, entonces por esta razón además de nuevas necesidades de hacer mejores bordados y tejidos que cumplieran con nuestra visión, nos viene un reto más que fue salir a producir la marca al Oriente, en la India. 

¿Cuánto tiempo ha durado el proceso?

El proceso ha durado 8 años y seguimos expandiéndonos. En la India sólo producía curtas bordadas. Allá realizar bordados y trabajar con las piedras en accesorios y aplicaciones tienen mayor experiencia y se logra hacer esas piezas con calidad. No siempre puede uno estar y viajar hasta allá y esta primera introducción al Oriente nos trajo nuevas piezas. Después, sigo la producción en China, ya diversificando la cantidad de productos a ofertar pues, no sólo hacemos ropa de playa; hemos introducido mucha diversidad de productos y muchos accesorios.

¿Cuáles han sido las mayores oportunidades?

He tenido la visión de crear algo propio y esa es una gran oportunidad. Alta Mar ya es una marca con personalidad propia y que mantiene su esencia. Siento gran satisfacción en ver crecer y expandirse. Distribuimos nuestra marca a diferentes lugares a nivel nacional e internacional, tenemos nuestra marca en muchos hoteles y diferentes locales en Galerías Punta Cana Village, San Juan Shopping Center, Palma Real Shopping y un local que abrió en Bella Vista Mall. Aún tengo muchos proyectos más, contamos con un nuevo socio que es dominicano y muchos sueños por cumplir.

¿Qué ofrece Alta Mar al público local y extranjero?

A mí me gusta mostrar variedad, calidad y buenos precios. Me gusta que la mujer que entre a mi local pueda ver de todo lo que necesite desde sombreros, aros, carteras para playa, chalecos; t-shirts, todo tipo de collares, accesorios, prendas diferentes y a la vez ese regalito especial para una amiga. También, prendas muy prácticas y que pueden usar mujeres de diferentes edades, culturas y tipos de personalidad. Por eso creamos siempre variedad e innovación en nuestra línea. La idea es que pueda encontrar todo lo que necesite y a precios muy buenos. Tengo aritos desde 2 y 5 dólares; queremos ofrecer esta opción de prendas a buen precio y con estilos variados.

Toda mujer debe tener en su closet…

Algo negro. Si no tienes piezas en tu closet en negro, sal ya mismo a buscarla…! Es esencial y básico contar con un vestido, pantalón, falda o blusa de este color.

¿Cuáles son tus diseñadores preferidos?

Me gustan muchos diseñadores y siempre estoy viendo las tendencias de las diferentes marcas. Es parte de mi vida esto de la moda, pero realmente que yo siga fielmente, no tengo ninguno.

Te puedo decir que de las marcas de Chanel siempre las he preferido y recientemente estuve en un desfile del diseñador dominicano Óscar De La Renta y me gustó mucho. 

¿Qué has aprendido de los dominicanos?

He aprendido muchísimo en todos estos años, desde la forma de hablar, las costumbres la cultura, lo servicial, lo alegre que son... Estoy muy contenta con los dominicanos. Mi socio es dominicano y es un país en el que he visto nacer y crecer a mis hijos, en donde la vida me ha llevado a emprender mi negocio.

Uno con este tiempo se vuelve un dominicano más, ya se siente de aquí y es nuestro lugar, donde mis hijos y yo tenemos actividades y amigos.

Metas para este año que recién inicia... 

Bueno… vienen muchos cambios drásticos y positivos. Estamos haciendo la tienda online, para que puedas ver y adquirir cualquiera de nuestras marcas desde donde quiera que estés. A nivel personal, crecer estar más unidos en familia y ver si en este tiempo nos reencontramos con nuestras raíces.

COMENTARIOS 1
Comentó: JOSEMIGUELTEJEDA
De: Estados Unidos
Guauuuu ! Eso es tirarse a lo hondo venga lo que venga.....felicidades.
30 Ene 2013 4:23 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Zona Este