http://images2.listindiario.com/image/article/395/680x460/0/B1BA96E7-B534-4C8E-AF75-D6D81D357F19.jpeg
Listin Diario
17 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:52 AM
Zona Este 21 Octubre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
De portada
Jenny Polanco
“Estoy adoptando a La Romana como mi pueblo, ya que mi ciudad me queda grande”
Compartir este artículo

Un aire de distinción, pragmatismo y estilo bohemio caracterizan a esta emblemática diseñadora dominicana, amante del arte y la artesanía caribeña, así como del buen vestir de las latinas. Más allá de la imperan te industria, los pilares de Polanco son su espiritualidad y su familia, lo que de alguna forma inspira cada creación de uno de sus proyectos de vida: la moda.

Desde la carretera hasta nuestro punto de llegada, la ruta prometía una sinergia entre el arte, el diseño, la moda y el encanto de la naturaleza, cuando de momento llegamos a Jenny Polanco Project, el refugio creativo de nuestra protagonista de esta edición. Su casa de artesanía en Chavón, La Romana, sirvió como escenario perfecto para conocer a esta diseñadora más allá de sus colecciones, donde su visión ante la vida transforma toda su historia.

Nos imaginamos que ser una de las pioneras en la moda dominicana fue todo un reto. ¿Qué la incitó a incursionar en la industria del diseño de modas y romper con los esquemas tradicionales de la época?

No te creas, fue muy sencillo… En mi familia, la costura era parte de la casa. Mi abuela, mi mamá, mis tías tenían pasión por la costura. En mi casa había un cuarto de costura, donde en las tardes mi madre y yo nos reuníamos y definíamos nuestros proyectos... yo me hacía mis vestidos y todo el mundo me preguntaba por ellos; en fin, conocía el lenguaje. Así, un día abrí mi primera boutique en el Hotel Sheraton (hoy Meliá), con esos vestidos tropicales que yo usaba.

¿Cómo surgió el uso de materiales orgánicos y autóctonos en sus prendas, así como las obras de arte?

Por una necesidad de exaltar lo nuestro y de enaltecer la mano de obra dominicana.

¿Cómo definiría el estilo de sus creaciones? ¿Qué la inspira?

Prêt-à-porter, casual - chic tropical... Inspirada en la mujer latina, su feminidad, su coquetería, su sensualidad y lo presumida que suele ser.

Tras estos 33 años de trayectoria, ¿cómo ha evolucionado Jenny Polanco en sus creaciones y en la exposición de su firma?

En lo comercial, ya tengo muy claro lo que la clientela precisa... Estamos retomando las formas artesanales de confección para hacermás único el producto. Además, los complementos han pasado a un primer plano en relación a la ropa. Hemos ido adaptándonos al mercado y sus demandas.

Sabemos que la espiritualidad forma parte muy importante en su vida. ¿Ésta influencia su creatividad al momento de crear sus atuendos?

Yo soy yogui, independientemente de que tuve una formación cristiana muy fuerte, y creo que toda la proyección externa del ser humano tiene que venir de un cultivo del interior; hay que llenar esos espacios interiores para luego producir algo visible.

Entre su proceso creativo y una apretada agenda, ¿cuáles hobbies llenan la vida de Jenny Polanco?

A mí me encanta montar bicicleta, ahora estoy aprendiendo un poco de paddleboard, me fascina y he hecho espeleología, me gusta mucho el arte (es todo lo que me mueve y lo persigo por donde quiera); viajar y conocer países con culturas auténticas.

Nos enteramos que comparte su fascinación por el arte con su hija. ¿Cómo es trabajar junto a ella?

Muy difícil (risas). Bueno… digamos que ella y yo nos complementamos mucho. Carla está trabajando ahora en la parte administrativa de la empresa, que es lo que a mí no me gusta hacer; ella es mi jefa en ese momento. Es un poco difícil porque hay que desvincular un poco la parte afectiva de la funcional, pero no se puede desvincular del todo; estamos aprendiendo las dos en el camino. Ella es muy exigente, nada… es hija de su madre (risas)… No es fácil, pero a la vez es un gran placer y un gran reto.

Fuera del área laboral, ¿qué le gusta compartir con sus hijos?

Con mi hijo, que es médico, es un poquito más difícil; aún está en su fase de pasantía y es complicado, pero tratamos de almorzar juntos. Como mi hija y su esposo son tan apasionados del arte y tan bohemios como yo, salimos de exposiciones y conciertos juntos, favoreciendo nuestra afinidad en ciertas cosas.

Para quien no conoce la persona Jenny Polanco más allá de la personalidad, ¿cómo podríamos describirla?

Soy una persona normal, sencilla y muy sensible a todo lo que involucre la condición humana y sus expresiones.

Como ser integral, ¿qué cosas considera que el ser humano ha olvidado y debería recordar?

En una sociedad como la nuestra, que creo que ha crecido demasiado rápido, pienso que tenemos que retomar los valores, recuperar el valor de sí mismo, sin ser lo que tenemos.

Es en esa consciencia de sí mismo de donde puede salir la expresión auténtica y una proyección honrada de lo que somos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Zona Este