Ventana 30 Junio 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
Música
Manos que hacen magia
  • Talento. El joven José Ignacio Santos Aquino participó en un concierto memorable, sin energía eléctrica.
Laura Durán
Santo Domingo

Las fuertes lluvias y la falta de energía eléctrica no detienen a este joven talentoso, quien no tiene mucho qué decir, pero sí mucho que hacer.

Aquella noche, José Ignacio Santos Aquino, a pesar de las inclemencias del tiempo y las duras condiciones del ambiente (debido a un rayo que arruinó la fase energética del Conservatorio Nacional de Música), su música y voluntad trascendieron barreras. Mientras los directivos del Conservatorio Nacional de Música y sus familiares se preocupaban por la falta de energía eléctrica, en la sala Manuel Rueda él permanecía ecuánime y de buen ánimo. Con determinación le dijo a su maestra: “vamos a hacer el concierto sin luz”.     

Su vida
José Ignacio es todo un artista, sus trabajos hablan por sí solos. Inició sus estudios musicales en el CNM en 2008 con el profesor Roberto Medina, junto a él aprendió a tocar el clarinete y hacer música;  la maestra Darleny González lo preparó para presentar su recital de graduación en el segundo ciclo.

Sus manos son “mágicas”, como dijera su maestra. Este joven tímido y de pocas palabras se ha dedicado por completo a las bellas artes, también realiza estudios de artes plásticas en la Escuela Nacional de Bellas Artes; allí sus maestros destacan que es una promesa, y sus creaciones no los dejan mentir. 

POR DENTRO TRAYECTORIA PROFESIONAL
José Ignacio, forma parte de la Orquesta Sinfónica Juvenil Juan Pablo Duarte y el año pasado fue seleccionado en el programa Traveling Notes de música de cámara en la residencia orquestal de la Filarmónica Joven de la República Dominicana.

Su recital inició con Sonatina para clarinete y piano junto al pianista Irving Paniagua; entre aplausos y ovaciones, tocó Capricho para clarinete de Heinrich Sutermeister y Rapsodia para clarinete y orquesta del compositor Claude Debussy. Además, interpretó el 2do concierto para clarinete y orquesta de Carl Maria Von Weber.

Para cerrar su recital de graduación, José Ignacio hizo aplaudir y bailar al público con La unión de Mauricio Murcia; junto a sus compañeros clarinetistas: Juan Carlos Martínez, ”scar Jerónimo, Manuel Galva y los percusionistas: José Luis y Jean Carlos Ureña.

“Me siento orgullosa de ser maestra. Hoy José ha demostrado que es de guerra y que tiene un nivel superior, pues ni siquiera el calor le impidió soplar a todo pulmón”, resalta su maestra.

Y a todas las ovaciones y halagos, José Ignacio, sólo responde “Dios me ha dado mucho”.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Ventana