http://images2.listindiario.com/image/article/426/680x460/0/E9C45260-1452-4918-8464-C9D5BE4E2F02.jpeg
Listin Diario
31 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:43 AM
Ventana 10 Marzo 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
VIVENCIAS ¿QUÉ LEER?
Aniversario, la nostalgia no tiene territorio
Compartir este artículo
Ibeth Guzmán
ibethguzman@gmail.com

Ya el título supone un entramado de ideas que se encaminan en torno a un sentido. Uno de ellos es el que evoca esos instantes que dan a la vida la responsabilidad de medir, pasar lista y saber hasta dónde se ha llegado en la vida. Pedro José Gris nos envuelve en esa temática al nombrar su más reciente poemario, a la vez que nos empapa de la angustiosa sensación de contemplarnos en nuestro estadio de evolución vital.

En un formato que se asemeja al de una revista de arte, “Aniversario, la nostalgia no tiene territorio”, da al lector el confort de pasear la vista por un camino acogedor. La estructura de los poemas no obedece a otra forma que la que exige su temática. Unas veces prosa poética; otras, versos de formatos convencionales. En todo caso, siempre es un estilo que enmarca la idea expresada en la forma que la acoge y resguarda su contenido.

Los poemas que Pedro José Gris nos trae en este libro muestran una visión de la realidad en la que el pasado se vuelve ficción y su recuerdo no se traduce en re experimentación plácida de momentos álgidos de la vida. Es un simple parpadeo que trae a la memoria temporal una imagen que ya transcurrió en tiempo y espacio, de la que ya no tenemos ningún control. Esto permite evocar a Thomas Mann como símbolo del drama interno que existe en un ser humano capaz de llegar a la madurez de su existencia, con la inspiración perdida en el mismo saco donde lleva la pesada carga de los años.

En lo que se refiere a metafísica, este libro propone cuestionamientos teológicos muy distantes de la redención ante el poder divino, a la que estamos acostumbrados en Occidente. En estos poemas se expone la idea de un creador humanizado, tal como en La Ilíada y en La Odisea Homero nos muestra las divinidades tan imperfectas como nosotros; dioses que tienen supremacía sobre la condición de los mortales por el único hecho de poseer poderes extraordinarios. Aun siendo un libro de poesía, existe una coherencia tácita entre el título y los textos, tanta que se encadena entre un poema y otro. Así, de algún modo todos los textos buscan anclarse al ensamblado general del libro.

Aunque el autor plantea una lectura afable, su lectura provoca un reto tanto lúdico como intelectual, pues para disfrutar de los textos es importante dejarse también arrastrar por el mar de ideas a las que el libro apunta. Pues aunque no es un ideario propiamente, y cada texto se mantiene atado a su homólogo, son ideas las que se descubren en cada sorbo de poesía que tomamos, ideas que se vuelven arte justo en el momento que llega la comprensión.  

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Ventana