http://images2.listindiario.com/image/article/424/680x460/0/02932A09-F094-469C-AE75-80C3B45773C4.jpeg
Ventana 2 Marzo 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
CINE

Hollywood se inclina ante Ang Lee

“LIFE OF PI” NO ES UN FILME DE AVENTURAS COMO APARENTA, SINO UN TRATADO DE FILOSOFÍA ORIENTAL
  • Creatividad. Esta es una de las escenas inolvidables del filme donde el tigre Richard Parker es el gran protagonista.

Compartir este artículo
Luis Beiro
Santo Domingo

Todavía come con palitos chinos. Es un lector infatigable. A pesar de haberse preparado en los Estados Unidos y de residir en ese país, Ang Lee no olvida sus raíces, ni las tradiciones de su pueblo natal. Aunque ahora vista de cuello y corbata; aunque hable perfecto inglés y camine por los parques estadounidenses como lo hacía por las calles de Taipéi. Ang Lee sigue siendo un taiwanés de pies a cabeza con una impresionante carrera cinematográfica colmada de premios.

Hace menos de una semana, Ang Lee recibió cuatro premios Oscar por su más reciente película, “Life of Pi”.

Con anterioridad, había sido distinguido con la misma distinción por sus cintas “El tigre y el dragón” (Mejor filme de habla no inglesa, 2000) y Brokeback Mountain” (Mejor Director, 2005).

En esta ocasión fue resaltado en las categorías de Mejor Director, Mejor Fotografía (el chileno Claudio Miranda), Mejor Banda Sonora (Mychael Danna) y Mejores Efectos Especiales (Bill Westenhofer, Guillaume Rocheron, Erik-Jan De Boer y Donald R. Elliott).

Ninguna otra película obtuvo más galardones en esa ceremonia que “Life of Pi”.

Una de las virtudes de Ang Lee es que sabe enrolarse por el mundo en busca de vidas, personajes y protagonistas para después llevarlos a la pantalla. Conoce como pocos el cine del Lejano Oriente, región donde es respetado y considerado como un maestro.

En los Estados Unidos, más que un hijo adoptivo, es un descubridor. Vive el cine las 24 horas del día, tanto en períodos de filmación como de preparación y descanso.

La obra premiada
“Life of pi” es de esas películas inolvidables que pueden volverse a ver una y otra vez sin aburrimiento. También es una cinta de filmación muy difícil debido a la presencia de animales como co-protagonistas y a la recurrencia de efectos visuales para resaltar las anomalías y peculiaridades que ocurren en el mar.

Ang Lee logra que las bestias se transformen en seres conscientes de que están frente a una cámara delante de la cual tienen que actuar como si fueran personas. Y el trabajo con estos animales no debió haber resultado fácil, como tampoco las escenas de alta mar, sobre todo la antológica secuencia de la tormenta mayor, donde los efectos visuales convirtieron en realidad un episodio espectacular. Pero sin dudas, el centro de esta obra se encuentra en el enfrentamiento entre el joven protagonista (aplausos para el actor hindú Suraj Sharma) y el tigre Richard Parker, personajes capaces de portar encontrados sentimientos en la lucha por la sobrevivencia, sentimientos que van de la rivalidad a la ternura. El nivel de relación que establecen ambos personajes es relevante en la historia del cine. Pocos directores la han propuesto con su nivel de creatividad y de altura profesional.

La fotografía también es un legado que debe inscribirse en letras mayúsculas, sobre todo en las tomas marinas; es una fotografía que perfecciona la dimensión de los efectos visuales y que arrebata por su hermosura. Esta es una cámara que no tiene nada que ocultar. Saben, tanto el director como el camarógrafo que deben transmitir la credibilidad necesaria. Cada instante, cada respiración, cada movimiento gestual es reproducido con exactitud implacable, con una belleza impactante.

Escenas como el paso de la plaga de peces voladores, o como la estancia de los protagonistas en la isla flotante podrían ser igualadas, pero nunca superadas por futuros cineastas.

Y como buen maestro que es, Ang Lee se dedicó a introducir una banda sonora que no anda a la deriva. Su música no es ingeniosa, sino reproductora de sentimientos, emociones e impulsos que van más allá de una secuencia aventurezca.

El filme, además de mejor película, debió también merecer el premio del mejor guión adaptado. Muy pocas obras literarias contemporáneas han sido trabajadas con tanto rigor como esta novela de Yann Martel. El guionista, David Magee no solo fue preciso sino creativo. Comprendió que cine y literatura son artes distintas que se complementan entre sí, pero no coinciden. Ese doble final de la obra merece mucho más reflexión. Entraña el dolor de un náufrago quien debe inventar una nueva historia para ser creído por los intereses mercuriales. Es un guión completamente irreversible, que contiene muchas lecturas y otorga muchas esperanzas de vida y de cultura para quienes lo enfrenten.

Simbología
 Que el personaje de Richard Parker sea un tigre y no un león u otra bestia cualquiera no es pura invención. El tigre es el símbolo de Taiwán, de su desarrollo económico, de su fortaleza y de su gran cultura.

Desde finales de los años 80 del pasado siglo, la pequeña isla del Océano Pacífico está considerada entre los tres tigres del mundo, cuya economía insidió en el gran desarrollo industrial y técnico de su pueblo. Richard Parker es un ejemplo de lo que era y de lo que es Taiwán: rebelde, fiero, constante, laborioso, valiente y, sobre todo muy independiente. 

(+)
LA BIOGRAFÍA DE UN ARTISTA CONSAGRADO

Ang Lee nació en Taiwán en 1954. Terminó sus estudios en Estados Unidos, país en el que reside actualmente.

Estudió en la Universidad de Nueva York. Durante sus estudios, colaboró en la primera película de Spike Lee, Joe’s Bed-Stuy Barbershop: We Cut Heads, de 1983, en la que era asistente de cámara. Dejó Estados Unidos cuando terminó sus estudios y fue en Taiwan en donde hizo su primer largometraje “Pushing Hands”, (1992), casi una década después. A su etapa taiwanesa pertenecen también dos filmes memorables, “Banquete de bodas” (1993) y “Eat, meat, man, woman” (1994). 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Ventana