Listin Diario
20 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 11:39 AM
Religión/Senderos 27 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
REFLEXIÓN
Proclama el año de la fe del Señor
Compartir este artículo
Monina de Pou

El Evangelio de San Lucas 4,14-21, en el hoy de nuestra vida, está vigente; es un llamado a ser los mensajeros de la Buena Nueva, con nuestro testimonio de palabra y de vida. Este llamado es para todos los bautizados que se sientan ser “iglesia”, la cual tiene su misión: la salvación de todos los hombres, es la misma para todo laico comprometido, que ha vivido la experiencia del amor de Dios.

El Señor nos invita y nos llama constantemente; sin embargo, debido a la vida moderna que experimentamos, muchas veces no tenemos tiempo para lo espiritual.

Estamos siempre muy ocupados y preocupados por traer el pan de todos los días a la mesa, por las noticias negativas de la violencia, las drogas, la corrupción rampante etcétera.

El Señor alimenta a todos los que ponemos nuestra confianza en Él, para que podamos mirar adelante y con esperanza.El camino está trazado, porque Él mismo es El Camino.

¡Lancémonos a los brazos del Padre, que nos espera para ocupar ese lugar que nos tiene reservado! La liberación que nos ofrece el Señor es la del pecado; la salvación para todos aquellos que han puesto su confianza en Él.

También para nosotros en el “hoy” de nuestra vida de cada día, a través de la Iglesia y de los Sacramentos, se cumplen esas promesas de salvación .

Hace muchos años yo también tuve mi hoy en el Cursillo de Cristiandad; viví ese gran encuentro con el Señor, sentí su amor de Padre, el cual me transformó al acogerme sin mirar mis fallas y debilidades; me liberó de todo aquello que me oprimía y hacía esclava. Me sentí, y me siento, cada día una mujer nueva. Desde entonces nueva vida ha nacido en mí, la que no quiero perder ya que perderla es perder a Dios. Doy gracias a Dios y a mis hermanos de comunidad de C.S.P. que me han ayudado a permanecer firme en la maravillosa vivencia de la gracia de Dios.

Dios es eterno y para Él no hay tiempo ni distancias.

Para Él existe sólo el “hoy”.

El Señor espera que los que hemos sido llamados y hemos aceptado ese llamado libremente, trabajemos todos unidos para realizar ese mundo que quiere para sus hijos: un mundo nuevo, un mundo lleno de amor .

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Religión/Senderos