Santo Domingo
31ºC23ºC
DOS MINUTOS
El niño era un ladrón, y había estado preso varias veces. Pero ahora hizo algo mucho peor: mató a su padre y a su madre. ¿Edad? Ocho años
El niño era un ladrón, y había estado preso varias veces. Pero ahora hizo algo mucho peor: mató a su padre y a su madre. ¿Edad? Ocho años.
REFLEXIÓN
San Marcos 16, 15-20  La lectura del Evangelio de hoy nos habla de “La misión de los discípulos y la ascensión del Señor”. Jesús se despide, pero nos deja a nosotros la misión de seguir sus pasos.
SENDEROS
¿Cuántos mensajes entendemos que son personales y cuáles entendemos son para los demás? Esto puede ser muy dificultoso, aun más si no sabemos escuchar el corazón, y si esto ocurre mucho menos podremos escuchar cuando el Gran Maestro habla. Se ha esperado tanto que llegue, pero éste siempre ha estado, solo que esperamos que venga por otros caminos, y si no se escucha el corazón y se ve con los ojos del alma se está irremediablemente sometido a la espiritualidad de los sentidos terrenos. Un maestro dijo: “El que imita el bien siempre se queda corto, más el que imita el mal siempre lo sobrepasa”.
Oficios religiosos
DOS MINUTOS
No es cuestión de méritos míos, como yo creía. ¡No había entendido nada...! Es cuestión de fe en su amor, y de dejarme invadir como sus discípulos.
Su mamá le había dicho que Dios era su papá, y el niño se lo había creído, porque todos los niños creen lo que su mamá les dice.
REFLEXIÓN
Estamos celebrando el último Domingo de Pascua de este año 2015; sin embargo, el gozo y la paz de la Resurrección nos acompañará diariamente si permanecemos en su amor. Permanecer es quedarse. Recuperar la sencillez con la que Jesús vivió y dio testimonio, también con sus palabras a sus discípulos. La  alegría  y el amor los desea para todos. Nos llama amigos, no siervos, y nos da a conocer a través de su amistad lo que el Padre le revela.
SENDEROS
Sacrificio, amor y sabiduría. Si nosotros los seres humanos pusiéramos a trabajar estos principios, por decir solo unos cuantos, pero que son la base para todos los demás dones con los cuales nos ha dotado el Señor, en todos los ámbitos de nuestras vidas, hace mucho tiempo que hubiésemos elevado nuestros espíritus hacia la llamada Cuarta Dimensión. 
Lo último
 
Columnistas