Listin Diario
20 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 11:39 AM
Puntos de vista 8 Julio 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
Honrar honra
1 de 2
Compartir este artículo
Ramón Andrés Blanco Fernández

El 30 de mayo se cumplieron 52 años del ajusticiamiento del tirano Rafael L. Trujillo y también, días después, fueron asesinados varios de los conjurados en ese hecho heroico, con el cual se devolvieron las libertades públicas al pueblo dominicano y, entre las víctimas, estaba el teniente Amado García Guerrero, quien fue hombre clave para que se consumara este magnicidio.

Cuando conocí al Teniente Amado García Guerrero en San Cristóbal, se encontraba en la Escuela de Cadetes del Ejército Nacional, me pareció un militar muy reservado, poco comunicativo, siempre vestía correctamente y como instructor imponía disciplina a los soldados. Al hacer un análisis a profundidad de la causa que indujeron al teniente García Guerrero, a participar en este acontecimiento histórico, encontramos que el único objetivo era ayudar a elevar la dignidad del pueblo dominicano y devolverles la tranquilidad y la seguridad de la vida a sus conciudadanos, aún a costa de su propia vida.

Creo importante la ocasión, para recordar que el día 2 de junio del año 2011, apareció en el periódico “El Nacional”, una petición de los familiares del teniente Amado García Guerrero, la cual elevaron al superior gobierno para que le fuera otorgada, póstumamente, el grado de general del Ejército Nacional, institución a la que pertenecía al momento de aquellos acontecimientos del 30 de mayo de 1961, solicitud a la que me adhiero, porque creo que con ello se le hace justicia a un héroe de la patria, a su familia y a todo el pueblo dominicano.

Debemos recordar, que algunos de los civiles que participaron en el ajusticiamiento de Rafael L. Trujillo Molina fueron ingresados con el rango de mayores generales del Ejército Nacional, lo cual se consideró en la ocasión loable y justo.

Creo, además, oportuna la ocasión para sugerir a las autoridades correspondientes designar una avenida de importancia con el nombre del héroe del 30 de Mayo, teniente o general Amado García Guerrero, pues con esa decisión estaríamos devolviendo el reconocimiento que se le había hecho con su nombre en una avenida de importancia, la cual fue desaparecida casi en su totalidad, para hacer los elevados de la 27 de Febrero y sólo dejaron con su nombre un callejón sin importancia y arrabalizado.

Recuerdo que la última vez que conversé con el Teniente Amado García Guerrero fue en ocasión de encontrarme en la calle El Conde, próximo a la cafetería “Paco”, en donde me encontraba en compañía del Dr. Euclides Gutiérrez Félix, días después, precisamente, de que habían puesto en libertad de una condena a 30 años de trabajos públicos y RD$600,000.00 por haber formado parte en el Movimiento Clandestino “14 de Junio”, lo cual agradecí el afecto que me demostraba, sin ignorar el riesgo a que él se exponía saludando a un enemigo del régimen de Rafael L. Trujillo Molina, especialmente en esos momentos en que había mucha represión y tensión política.

Pensé que ignoraba mi situación y por ello hizo esa deferencia conmigo, pero luego de los acontecimientos del “30 de Mayo”, me pareció que aún ese hecho ponía en peligro no solo su persona, sino una causa más trascendente. Gratitud eterna para el teniente García Guerrero.

Abrigamos la esperanza de que la solicitud de los familiares del héroe del 30 de Mayo, sea acogida y con ella la de todos los dominicanos que aman la Patria y han luchado y aún luchan por mantener y elevar la dignidad de este pueblo, como lo hicieron Juan Pablo Duarte y todos aquellos que a través de la vida republicana han mantenido en alto los principios que dieron origen a la creación de La Trinitaria y la Independencia Nacional. “Honrar honra”, dijo José Martí. 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña