Listin Diario
1 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 2:00 PM
Puntos de vista 8 Julio 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
MI POSICIÓN
El jefe de la Policía
Compartir este artículo
Santiago Cuesta Kury
santcuesta@yahoo.com

La designación del nuevo jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, por parte del presidente de la República, Danilo Medina, es una muestra más de que el mandatario cada vez que hace un lanzamiento para designar a un nuevo miembro en su gabinete, lo hace con la más firme convicción de que el elegido es una persona que reúne y cuenta con los más altos y firmes conocimientos para ocupar ese puesto.

El país estaba sumamente pendiente y esperanzado de que quien iba ser el nuevo jefe de la Policía tenía que ser una persona académicamente considerada con los conocimientos idóneos para ocupar el puesto, con capacidad, responsabilidad y disposición de hacer en esta nueva jefatura de la policía nacional “lo que nunca se había hecho” en ella, transformarla en un ente de servicios y de atenciones para los ciudadanos, generadora de confianza y con una nueva imagen, y no un cuerpo de represión de terror social tal y como lo ha sido desde su fundación. 

Lógicamente, sin olvidar que contra la delincuencia y la criminalidad -que son los dos pilares principales que desdeñan a la población y a los cuales se les atribuye la ola de  violencia y de inseguridad ciudadana que se padece-, el mayor general Castro Castillo, en estos casos tendría que aplicar mano dura y el peso de la ley contra quienes decidan mantenerse en estos menesteres delictivos. Muestra de eso es la rapidez con que éste ha actuado en los recientes casos de muertes de militares y civiles. 

La llegada del mayor general Castro Castillo a la institución responsable de mantener el orden público ha sido recibida por parte de todos los medios de comunicación y de los demás sectores de la vida nacional como un reto que sería alcanzado en su gestión. Desde ya se le ha visto su disposición de trabajar mancomunadamente tal y como debería de ser y como mandan las leyes dominicanas, en coordinación con el Ministerio Publico.  

Su filosofía de que no tengo ni amigos ni enemigos en la institución policial se atribuye a la lógica que el predica, de que en la Policía Ncional todos sus miembros están comprometidos al igual que él con el país y el presidente Medina, en hacer en esta jefatura, un trabajo digno, responsable y con honestidad. Éxitos mayor general Castro.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña