03 de julio 2015, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 11:23 AM
 
*
Santo Domingo
22ºC32ºC
Puntos de vista lunes, 01 de abril de 2013
1 Comentarios
Tamaño texto
Menos Mas
GuardarMail Imprimir favorito

Tiempo para el alma

Compartir este artículo
Josefina Navarro

“Ahora, exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo que estaba prometido, y lo ha derramado. Esto es lo que estáis viendo y oyendo”. Hch. 2: 33.

Desde el Génesis escuchamos hablar sobre el Espíritu de Dios que se movía sobre la faz de la tierra. El Señor derramó su espíritu sobre profetas y personas con misiones encomendadas por Él mismo. Dios, por ejemplo, derramó su espíritu sobre Moisés y los ancianos que le ayudaron a apacentar a la desesperada muchedumbre que salió de Egipto hasta llegar al a tierra prometida. 

Sin embargo, Jesús prometió que tras su muerte en cruz y su resurrección, el Espíritu Santo de Dios vendría para hacerse manifiesto no en unos cuantos, en todos los que crean en la verdad salvífica: que Cristo murió y resucitó para el perdón de nuestros pecados y por nuestra salvación. Y la promesa fue y es cumplida. 

Sólo tenemos que clamar la unción del Espíritu Santo con fe verdadera, sabiendo que Dios cumple su promesa, y podemos sentir de su paz, inspirarnos para hacer conforme a su voluntad. Esto, también es real.

Recomendar este articulo por:
COMENTARIOS 1

Comentó: Valdezf
De:República Dominicana
Esa promesa del Espiritu Santo es sólo para todos aquellos que reciben a Jesucristo como su único Señor y Salvador y practican sus enseñanzas. El Espiritu Santo es el que nos fortalece, capacita y nos guía en nuestro andar con nuestro Señor Jesucristo. Dios le Bendiga!!



01 abr 2013 06:27 p.m.
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre