Puntos de vista 10 Marzo 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
DEANDO
Retos de la publicidad
Heddel Cordero

La saturación informativa de los medios y de las personas, la prisa de los tiempos, la abrumadora competencia entre las marcas, el constante bombardeo de mensajes que andan detrás del mismo público y el alto costo de la publicidad, plantean retos creativos importantes para los productos y servicios que poseen exiguos presupuestos publicitarios y para las agencias que manejan dichos presupuestos.

Cada día hay que hacer más con menos. Ello obliga al desarrollo de campañas que sean memorables e impactantes.

Ni hay tiempo que perder ni chele que distraer. La tarea de la publicidad debe ser precisa y contundente.

Vivimos una era donde ser audaz y atrevido puede signifi car la diferencia entre lo aburrido, lo soso, lo insípido y lo realmente llamativo.

Un anuncio creativo sobresale y garantiza que la información le llegue al público objetivo con mayor seguridad y sin necesidad de excedernos en términos de repetición.

Los anuncios creativos se recuerdan y se comentan más que aquellos que se limitan a informar.

Cuando la comunicación impacta porque la historia atrae y esta se pauta a través del medio ideal, el tiempo que tarda en conocerse el mensaje es mínimo.

La publicidad creativa seduce, atrae y garantiza una relación comunicativa más fl uida. Pero al mismo tiempo le adiciona simpatía a las marcas que la ejecutan.

Las historias, las imágenes, los textos, deben ser originales para que se conviertan en imanes que atrapen involuntariamente a quienes las vean.

Julio Ribeiro, autor del libro Hacer Suceder, uno de los libros de publicidad más vendidos en Brasil, dice que la excesiva prudencia transforma la publicidad en algo corriente.

Que el miedo a ser osado e innovador ha cerrado más empresas que el atrevimiento.

Este capítulo de su libro es un llamado a desafi ar la cobardía de desarrollar campañas originales y desafi antes que le digan de forma novedosa cosas nuevas al público.

Es una invitación a romper esquemas y eso implica ponerle toda la velocidad que se pueda al tren de la creatividad, aunque sin salirnos de los rieles.

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña