Puntos de vista 1 Marzo 2013
Comentarios 2 - último digitado en 1 Mar a las 1:07 PM
Tamaño texto
UMBRAL
La revolución de Danilo
Compartir este artículo
Manolo Pichardo

El miércoles, tras el discurso del presidente Danilo Medina de rendición de cuentas a la Nación, decidí poner atención a las reacciones de los diferentes sectores de la sociedad y personalidades que inciden en la vida pública, con la intención de ver quién se atrevería a sacar la frase de cajón que suelen repetir siempre los opositores que no saben o pueden argumentar.

Esta vez el “no llenó las expectativas” estuvo ausente, y lo más parecido a esto fue la absurda declaración del Gran Líder de la Alianza País, que no podía dejar escapar la oportunidad del figureo mediático para expresar que el discurso del presidente Danilo Medina fue “repetitivo” y que en él solo habló de las “pequeñas cosas hechas por el gobierno”.

Lo de repetitivo no lo entiendo, pues este es el primer discurso en que rinde cuentas el mandatario, y para que algo se repita tiene que presentarse más de una vez; por otro lado, ¿es pequeña cosa el programa de alfabetización iniciado por esta administración que en 2 años declarará a la República Dominicana libre de analfabetos?

¿Fue acaso pequeño el rechazo del mandatario a cumplir un contrato que la variación de los precios del metal dorado ha convertido el negocio entre la Barrick y el Estado Dominicano en intercambio de espejitos por lingotes? ¿Es pequeña cosa, el fluido apoyo a las PYMES, al sector agropecuario, al turismo; en fin, a los sectores productivos y a las instituciones públicas para hacerlas más eficientes, de suerte que, como él afirmara, los ciudadanos y ciudadanas sientan que sus aportes al Estado se les devuelve en servicios que estén a la altura de las demandas?

El resto de los que opinaron, incluyendo a los más duros adversarios de la gestión y el PLD, calificaron el discurso del jefe de la administración pública como “valiente”, “esperanzador”, “bueno”, “responsable”, y un interminable número de calificativos y juicios de aprobación, por mostrar los hechos de una obra de gobierno que marcha matrimoniada con las promesas de campaña, con el plan de nación que el presidente, de candidato, vendió para que los electores lo compraran con sus boletas en las urnas.

Por lo que se ve, y no solo por lo que se percibe, el presidente Medina avanza en lo que definió como una “revolución pacífica y democrática” en la que se defiende el derecho soberano del pueblo a usufructuar y proteger sus recursos naturales, sin dejarse chantajear con el cuco de la “seguridad jurídica”, a la que muchas veces se recurre para obtener la patente de corso que permita el saqueo bajo las legalidades que imponen instituciones y organismos internacionales al servicios de intereses poderosos, ajenos a los nuestros.

COMENTARIOS 2
Comentó: LosReyes
De: República Dominicana
Guillermo Moreno, dizque izquierdista, todavía está aturdido porque el presidente, sin ser izquierdista, le quitó el principal argumento de lucha con que esos grupos iban a iniciar el año y se puso él al frente. No les dió chance, les mató el gallo en la funda.
1 Mar 2013 11:10 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Barrancoli
De: United States Virgin Islands
Senor estos politiqueros de oficio, pero de poca monta, no resisten que un hombre como Danilo,disque de los partidos tradicionles, le haya comido los caramelos a la "izquierda burra" que anda más perdida que un ciego en un decierto, haciendo todas las diabluras para estar vigente. Eso si,in office.
1 Mar 2013 1:07 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña