Listin Diario
23 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 12:16 PM
Puntos de vista 1 Marzo 2013
Comentarios 5 - último digitado en 1 Mar a las 12:21 PM
Tamaño texto
ORLANDO DICE
Los políticos de oposición ante el discurso de Danilo Medina
Compartir este artículo
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do

SENCILLAMENTE NO SE HIZO.-  Los dirigentes políticos de oposición van a tener que mejorar la puntería. Dan la impresión de disparar al muñeco de cera de Leonel Fernández y no a la figura de carne y hueso de Danilo Medina. El jefe de Estado habló más que suficiente, pero lo hizo del corto período de su  gobierno. Desde el primer párrafo habló de “rendir cuentas sobre los avances alcanzados y compartir Ö.algunas de las tareas y propósitosÖ emprendidos desde el 16 de agosto pasado”. No fue original decir que su discurso fue “más de lo mismo”, pues en lo poco que va de su mandato se hace evidente el cambio de estilo y de prioridades. Tampoco que fue repetitivo, ya que no puede informarse de un avance si no se menciona lo mejorado. ¿Cómo alegar que en la pieza faltó esto o lo otro si había adelantado que sería sobre “algunas tareas”? Los asuntos que ahora se le enrostran y que no fueron tocados en la alocución, o no se les dedicó tiempo o sencillamente no llenaron su cometido. La  torpeza no puede ser mayor: ¿Cómo dar cuenta  de lo que no hizo?...

MEZQUINDAD ABERRAN-TE.- El presidente Medina, como si conociera la naturaleza de sus oponentes, aclaró en el segundo párrafo, que es casi una reiteración, que “Aún queda mucho camino por recorrer... Ningún programa de gobierno se completa en 6 meses. Pero ya puedo hablar...de un gran número de acciones que se han realizado, de otras que están en marcha y de algunas que no se han comenzado, pero que tienen fecha de inicio y pronto se harán realidad”. Más claro, ni el agua. ¿Por qué si el mandatario mostró ese ramillete de éxitos en áreas cruciales, sus opositores se van por la tangente y lo critican por lo que no hizo ni se atribuyó? La nobleza política no abunda mucho, y tampoco sería el momento apropiado para reclamarla, pero la mezquindad política, que es el otro extremo, en ocasiones resulta aberrante. Nadie puede negar las difíciles circunstancias en que surgió esta administración, y si se reconoce que el parto no fue el mejor, o no se quiso cortar el ombligo a tiempo, lo justo es proceder en consecuencia. Más que un avance de tropas, la oposición necesita un observatorio más alto...

ADENTRO PERO ATRÁS.-  Cada declaración política tiene su lógica, y su explicación de primera o de segunda mano. No hay dudas, y más que evidente, que la oposición no se hace con la idea de que al frente del Estado, ahora, está Danilo Medina y no Leonel Fernández. De que aunque sea el mismo partido, e incluso muchos de los funcionarios del antiguo régimen, hay que empezar de cero. Es verdad que el expresidente Fernández todavía está adentro, a través de personeros, pero en la práctica fue dejado atrás. Medina no recuerda en nada a Fernández. No se toma justicia, pero tampoco la necesita. Fernández tiene de más quienes se ocupen de hacerle la vida imposible. Se sacó en un bazar unos enemigos que no le van a perder ni pie ni pisada. Quiso adelantar la campaña del 2016, y está obligado a pelear palmo a palmo las posibilidades de una nueva candidatura. El trance no deja de ser interesante, pues aunque el tiempo pasa rápido, uno piensa que de aquí a la fecha, como en la conocida historia o se muere el rey, o el burro o el genio que lo haría hablar...

QUEDARON DE UNA PIEZA.- ¿Cómo se explica que mientras los políticos de oposición hicieron reparos al discurso del presidente Medina, por lo que no dijo, la opinión pública y la población en general celebraron el éxito de sus primeras iniciativas? El punto parece sin importancia, y la tiene toda. Si se quiere que el jefe de Estado ponga el oído en el corazón del pueblo, y atienda sus reclamos, igual deben hacer sus  oponentes, pues de no hacerlo quedarían desfasados, fuera de orden y de contexto. No hay dudas de que la arremetida contra la Barrick Gold desbordó las expectativas de sectores políticos que nunca pensaron que el gobierno iba a atreverse a tanto. Que si ellos eran tímidos a la hora de la denuncia, mucho más lo serían las autoridades al momento de proceder. Fueron tomados por sorpresa y no supieron reaccionar, pues el entreguismo no es una condición oficialista, y menos ahora que el gobierno agarra el toro por los cuernos, sino una conducta política común a todos los grupos que se afanan por el poder. Para marcharle a la Barrick había que estar loco, y uno que otro podría estarlo, pero hasta un punto...

COMENTARIOS 5
Comentó: Papucho527
De: República Dominicana, La Vega, Concepción de La Vega
Siempre habrán disidentes, algunos de ellos deben ser escuchados, no para aprender a rebatirlos sino para saber catalizar los puntos de vista de sectores de poco brillo, pero partes del todo que un buen gobernante debe tener presente, el Presidente Danilo ha dado en el clabo, y ha dejado con la boca abierta a muchos opositores, ahora se sabe lo que es tener mano dura, en un gobernante moderno, ahora vemos que no es contra el pueblo que ella se blande, que es por el pueblo al que se vindica como nunca y ocurre en un mandato peledeista,
!Que orgullo para don Juan!. Muy buen análisis don Orlando.
1 Mar 2013 6:30 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Adrix
De: República Dominicana
ESTA ENTREGA. Tiene todos los elementos de un periodista informado con visión 20/20 de 360 grados. Con ella demuestra que sabe poner la reversa cuando se necesita. Mis felicitaciones Orlando por reeditar la entrega anterior. Esperamos seguir leyendo sus dichos como un sediento en medio del Sahara.
1 Mar 2013 6:30 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: t0rmenta
De: Estados Unidos
la verdad es, que eres buen defensor del gobierno, te estas ganando bien el sueldo, de seguro te daran una medalla. pero como periodista te quemaste con el pueblo
1 Mar 2013 10:15 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Barrancoli
De: United States Virgin Islands
Senor Orlando, lo que pasa es que la mayoría de los políticos nuestros visten sin correa y pensaron que Medina también lo hacía, y resultó que porta doble cinturón. Porqué no ponen sus técnicos y economistas entendidos en asuntos de minería, a dispocición del Estado,como Ramón Alburquerque del PRD.
1 Mar 2013 12:12 PM
Reportar como inapropiado
Comentó: Barrancoli
De: United States Virgin Islands
Bien dice usted, la desonestidad no solo está en nuestros partidos, sino también en una clase agasapada, cómplice de muchos desmanes, que no quiere que se sienten precedentes que le pueden pisar su larga cola. A muchos desfasados que sigan pensando así. Este pueblo lo que clama es justicia denegada.
1 Mar 2013 12:21 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña