Listin Diario
2 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 6:57 PM
Mundial de Baloncesto: Dominicana gana a Finlandia 74 a 68 puntos
Puntos de vista 9 Enero 2013
Comentarios 1 - último digitado en 9 Ene a las 2:20 PM
Tamaño texto
REFLEXIÓN DEL ALMA
Imposibles realizables
Compartir este artículo
Leonor Porcella De Brea

Todo país democrático tiene aptitudes evolutivas para beneficio de la ciudadanía. Ocurre por más pobre o apagado que sea, aunque su pequeñez no signifique esfuerzos de ayuda significativa de países grandes, frente a anhelos de los pobladores de cualquier tierra específica. Señalo la nuestra ante la sorpresa desmoralizante del reverbero de fuego constante que desnaturaliza  la condición humana dominicana, porque la paz se ha marchado de la patria, y la vida ha perdido su valor. Consecuentemente recurrimos a alguna bonanza al alcance de los nacionales para que puedan soñar con un alivio por pequeño que sea, que nos acerque cualquier señal de evolución.

El  Presidente dio muestras de hechos consumados en sus cien días como mandatario; su mirada en el campo, ignorado durante períodos, significa mejoramiento de alimentos que posiblemente nos lleguen a precios razonables, consciente que supermercados y colmadones del presente, superan aquel tiempo tristemente recordable, donde se les llamaban “casas del terror”

Sin lugar a dudas, supermercados y colmadones, se adelantaron a la Reforma Fiscal, porque nunca llevan las de perder, los golpeados siempre han de ser los desposeídos, y quienes no devenguen lo suficiente para vivir, obligados a extender sus pequeños ahorros para cubrir una imposición fiscal que no contó en los gastos ciudadanos.

Mientras tanto, el temor se ajusta a la nación como anillo al dedo, en los peores momentos de rebeldía de una delincuencia criminal, indolente e inhumana, sin principios ni temor de Dios; no hablo del amor, porque les queda grande, es evidente que no lo conocen. ¡Pobres desdichados, perdidos en la sangre de sus conciudadanos! Rodando por calles y ríos, donde los cadáveres aparecen desangrándose sobre el pavimento de cualquier sector, porque la delincuencia criminal se aferra de  la nación, pareciendo que lo vigente en esta tierra es la ley del pillaje y de la muerte.

El ser humano usualmente actúa de acuerdo a sus circunstancias, la nuestra indica prepararnos para enfrentar y combatir este caos que nos inhabilita a vivir pacíficamente, para adecuarnos a la Reforma Fiscal, que es igual a un tsunami que destroza oprimiendo la nación.

La palabra “imposible” niega la capacidad de hacer posible algo condenado a la inexistencia. Usemos nuestra voluntad para optimizar la capacidad de todo dominicano probo, de liberar la desidia cambiándola por trabajo, pero no Gubernamental, sino del ideario de nuestras mentes, a disposición del dominicano. Una venta decente de frituras en la puerta de las casas, es un ejemplo de imposibles, que vienen siendo la ausencia de trabajo, la falta de circulante adquirible honestamente, y sobre todo la ausencia de voluntad, adentrándose en la nación como virus endémico que nos imposibilita avanzar y evolucionar. Adoptemos este año dificultoso como nuestro salvavidas, para superar el agua desbordada ahogándonos, que es la desesperación masiva; cambiémosla por superación de nuestras ansiedades, redimiendo esperanzas maltrechas en este 2013.

¡Dominicanos, salvemos nuestra nación, realizando propósitos para esta tierra pisoteada y dolida! Urge que el Estado, y las autoridades competentes reconsidere el desastroso Código Procesal Penal, que nos rige. ¡Un año preventivo y salen libres! Los encierran y salen enseguida. Ese Código es el responsable de la abundante delincuencia y criminalidad que nos destruye. Anteriormente regía el Código Napoleónico,  contundente atrapador de criminalidad, para no despedirla por falta de pruebas inmediatas, como sucede ahora. Si no se atrapa al malhechor al instante de delinquir, se cae el castigo. No se debe caer con evidencias, no alcanzarán policías ni militares para el aumento delincuencial que nos azota. Que el Señor nos ayude en la ardua lucha por lograr el bien común, para alcanzar la felicidad.

 

 

COMENTARIOS 1
Comentó: cvprimerica
De: República Dominicana, REP DOMINICANA
Definitivamente somos los ciudadanos que podremos salvar nuestra nacion, siempre y cuando las autoridades entiendan que tienen que actuar de inmediato y en conjunto con la ciudadania. Recuerden, es el ultimo vagon del tren.
9 Ene 2013 2:20 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña