Listin Diario
22 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 11:19 AM
Puntos de vista 28 Enero 2013
Comentarios 1 - último digitado en 28 Ene a las 9:01 AM
Tamaño texto
Caminando en paralelo
Compartir este artículo
Manuel Fermín

En el PRD se sigue caminando en paralelo. Resulta imposible lograr un punto de encuentro. Son dos trenes a la misma meta: la bifurcación.

Ahora se agrava el conflicto con el juicio sancionador y con su fallo de expulsión aún en medio de acusaciones mutuas no habrá un finiquito lógico de esta disputa. Su propio entorno seguirá roto, quebrado, consumido en sus propios errores, que debilitan su músculo político y ello, porque sus desafíos siempre están orientados al desnorte. A la división de la fratría, al fratricidio, a la lucha holocáustica del exterminio entre unos y otros. Abandonan los intereses nacionales en busca y defensa de los intereses individuales o faccionales. Y a esto se añade otro aspecto, trágico: son tan mal agradecidos del derecho de gracia de esa clase de indulto que le ha brindado el pueblo dominicano, proverbialmente olvidadizo después de recibir la tortura de sus malos actos desde el poder se lo ha dado todo, ¡todos los poderes del Estado!, sin embargo, como el refrán aquel del perro huevero...

terminan repitiéndose, y, peor aún: a dentelladas entre ellos mismos.

Todavía el pueblo dominicano en su última iniciativa arriesgada de pretender darle otra oportunidad, hubo que desviarlo de ese voluntarismo peligroso que encierra el haberse metido en connivencia tan desfavorable y apresurada para nuestro destino. Es un problema vivo ese comportamiento; de hecho, será el propio comportamiento lo que termina imponiéndose para que se camine en paralelo y no se llegue a ninguna conciliación de intereses, que es lo mismo que a ninguna parte.

La verdad que el mensaje a los militantes es desolador.

Ante su impotencia para llegar a acuerdos de unidad, apelan a que su opositor los quiere dividir, argumento realmente que resulta manoseado, pues es propio de ineptos. Siempre en sus disputas inacabables no quedan estamentos libres de sus ráfagas: las Altas Cortes (Corte Suprema, Tribunal Constitucional, Tribunal Superior Electoral que solo ha trabajado para resolver sus problemas en su breve existencia , Junta Central electoral, en fin, todos son “instrumentos al servicio de sus adversarios”, y luego terminan dirimiendo faltas y culpas en los augustos salones de las propias Cortes.

Las constantes desavenencias perredeístas no son crisis sistémicas, aún ellos y sus adherencias mediáticas intenten plantearlas así para descolgarle de errores. Sus males son sus males, no los de otros; son sus miserias, su incapacidad práctica, su incapacidad intelectual no leen , estos son sus propios errores, y es la lectura que nos da su futuro inmediato, que no es simplemente la división, sino la disolución, sobre todo por la desvinculación de esa organización política con los intereses de la patria que la hacen una opción no viable.

Como si se le obligara a desviar o traspasar responsabilidades hacia otra estructura política que, aunque diversa, no luzca tan dispersa, tan díscola.

Es, por tanto, un cambio del proceder disparatado, del discurso huero, si es que se trata realmente de hacer suyo con responsabilidad el eslogan histórico no cumplido: “ser el partido de la esperanza nacional”.

Pero no, la realidad es otra. Ese es un problema que no ha podido y no ha sabido resolver el Partido Revolucionario Dominicano, cuyos problemas y símbolos tendrán que tomar el mismo destino que la organización: los “débiles bramidos y la cuarteada fortaleza del buey blanco”, la raída y curtida bandera, y el humeante “jacho”, necesitan de su reemplazo.

Ese es a mi modo de ver la única vía para arrancar de raíz y el año trece es ideal por lo que implica el número males tan recurrentes que se han avecindado en el litoral perredeista.

Y dudo que no lo sepan.

 

COMENTARIOS 1
Comentó: ELFANTASMA
De: Estados Unidos
EL PLANETA TIERRA CUNTINUARA GIRANDO DESPUES QUE DESAPARESCA EL PRD.
Algunos pensadores son de la idea de que sin el PRD, la democracia dominicana esta en peligro, la verdad es todo lo contrario!!!. El PRD ha sido , es y sera un peligro para la vida institucional politica, social y economica de la RD.
Ya es tiempo de estirpar ese cancer de la sociedad dominicana y asi devolverle la salud politica a la RD.
28 Ene 2013 9:01 AM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña