Listin Diario
19 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:58 AM
Puntos de vista 27 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
Cortes constitucionales en Francia y RD
Compartir este artículo
Julio Aníbal Fernández Javier

Francia y República Dominicana son naciones que poseen cortes constitucionales con muchas similitudes en su modo de funcionamiento y en las competencias jurisdiccionales que son propias de su naturaleza jurídica, así como en la duración del período de sus miembros y en la renovación de las mismas. Sin embargo, a pesar de esas similitudes, cada una mantiene aspectos que les son propias y que forman parte de las características del sistema político y jurídico de cada país.

En Francia fue necesario esperar el año 1958 para la creación de una verdadera jurisdicción constitucional.

La misma nace luego de la desaparición de la IV República Francesa, que dirigió los destinos de esa nación desde el año 1946, luego de la liberación de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, hasta el año 1958 cuando se produjo el retorno del General Charles de Gaulle a la escena política francesa y fundó la Quinta V República que aún perdura hasta al día de hoy.

La creación de esta jurisdicción constitucional nace por el interés mostrado por el General de Gaulle de someter a algún tipo de control los actos del Parlamento, que tantos inconvenientes produjeron durante el transcurso de la Cuarta República, y que con su poder de veto, provocó la formación de once gobiernos en tan solo un período de 14 años, lo que motivó que este período histórico sea denominado en la historia política francesa como “la República de las Inestabilidades.” El Consejo Constitucional de Francia, como se denomina esta alta corte, está compuesto por nueve miembros más los ex presidentes que son miembros de pleno derecho del mismo.

En la actualidad hoy tres ex presidentes franceses que viven aún: Valéry Giscard d’ Estaing, Jacques Chirac, y Nicolás Sarkozy. El período de duración de los miembros nominados es de nueve años, produciéndose una rotación de uno cada tres años. Los jueces constitucionales son nombrados, tres por el Presidente del Consejo, tres por el Presidente de la República y tres por el Presidente de la Asamblea Nacional. No pueden ser reelectos en su cargo y sólo pueden durar un solo mandato.

El Tribunal Constitucional de la República Dominicana está compuesto por trece jueces. Estos son seleccionados por el Consejo Nacional de la Magistratura que está presidido por el Presidente de la República, el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, el Presidente del Senado, el Procurador General de la República, un diputado, un senador de una bancada diferente a la del partido mayoritario y un juez del Pleno de la Suprema Corte de Justicia que fungirá como secretario.

El período de duración es de nueve años; no pueden ser reelectos en la posición y sólo pueden ejercer en un solo período.

En relación a los requisitos que deben cumplir en Francia, ninguna condición de forma o de fondo es requerida, ninguna consulta preliminar es prevista, así tampoco ninguna cualidad particular, ligada a la competencia profesional o la edad es exigida.

En nuestro país para ser Juez Tribunal Constitucional se requieren los mismos requisitos que para ser Juez de la Suprema Corte de Justicia.

Según artículo 152 de la Constitución de la República promulgada el 26 de enero del año 2010, hallarse en pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos, ser licenciado o doctor en Derecho, haber ejercido la profesión de Abogado de Ley por un período de doce años y estar en pleno disfrute de sus derechos civiles y políticos.

En cuanto a las incompatibilidades, está destinado a preservar la independencia del criterio de los miembros del Consejo Constitucional.

En Francia el régimen de la incompatibilidades ha evolucionado de manera severa, en tal virtud ha prohibido el cúmulo de mandato de miembros del Consejo con un cargo de elección popular ni el ejercicio de un cargo ministerial judicial.

Únicamente ejerce el oficio de profesor de universidad o de ministro de culto religioso.

En República Dominicana, un estricto régimen de incompatibilidades también ha sido impuesto a los miembros del Tribunal Constitucional, los cuales no pueden ejercer ninguna actividad profesional, ni laboral con excepción del magisterio.

Finalmente hemos podido observar, en el origen histórico de la Corte Constitucional de Francia y la República Dominicana, algunas características en las cuales por razones de espacio no podemos abundar, tales como las competencias de atribución de las mismas; sin embargo, podemos concluir que la existencia de estas jurisdicciones es un trascendental paso de avance en nuestro país, para el fortalecimiento del Estado de Derecho y para el afianzamiento del sistema democrático; y en Francia una expresión de los niveles de perfeccionamiento del sistema político de ese país, el cual busca que la jurisdicción constitucional sea un órgano de resolución de conflictos jurídicos políticos en interés de preservar el necesario equilibrio que debe existir entre el Poder Ejecutivo y el Parlamento y de esta manera se ponga fin a las relaciones de confrontación que por momentos han fragilizado la calidad de la democracia en esa gran nación.

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña