Listin Diario
3 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 9:14 PM
Puntos de vista 27 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
EXPRESIONES
Semáforos ¿para qué?
Compartir este artículo
Tomás Aquino Méndez
tomas.mendez@listindiario.com

 Cuando Jhon Peake Knigt, ingeniero ferroviario, diseñó ese dispositivo, pensó que el cambio de luces del mismo sería suficiente para reducir el número de accidentes en calles, avenidas, carreteras y autopistas.

Y así es en casi todo el mundo. El semáforo es como una ley visual. Un mandato automático. Si se viola se recibe un castigo, veces…la muerte.

Fui testigo de una acción que me llevó a reflexionar sobre la importancia del semáforo y la necesidad de que las autoridades hagan que se respete DE VERDAD esta señal.

El diccionario nos enseña que “los semáforos, son dispositivos de señales que se sitúan en intersecciones viales, pasos de peatones y otros lugares para regular el tráfico y el tránsito de “peatones”.

Al parecer los motoristas dominicanos desconocen esta definición.

Tampoco la conocen los agentes de la Autoridad Metropolitana del Transportes.

Lo digo porque quienes usan el motor para motoconcho, delivery o transporte personal, no respetan esta señal. Existen excepciones.

Para ellos la luz roja, verde y amarilla no tiene sentido.

Presencié lo que pudo ser un trágico accidente. Un autobús, lleno de pasajeros, transitaba por la avenida Jacobo Majluta, a 70 u 80 km.

por hora.

El semáforo le dio luz verde. Un motorista “suicida” irrespetuoso, no respeto el rojo y se metió. Hizo al bus frenar, virar y hacer “malabares” para no llevarse al osado suicida o chocar el autobús. Gracias a Dios salieron ilesos.

Pero eso lo vemos cada día en intersecciones vigiladas por agentes de AMET o miembros de la policía. El diseño del semáforo es para preservar vidas.

Debemos respetarlo y evitar accidentes. Ojalá los agentes de la AMET comiencen a obligar a los motoristas a respetar el PARE de la luz roja del semáforo.

Para eso lo ideó el ingeniero Jhon Peake Knigt. ¡Manos a la obra!.

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña