http://images2.listindiario.com/image/article/412/680x460/0/77604039-7292-4CD4-94FE-B22559720E3F.jpeg
Listin Diario
22 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 6:50 PM
Puntos de vista 2 Enero 2013
Comentarios 2 - último digitado en 2 Ene a las 8:10 AM
Tamaño texto
ORLANDO DICE

Cuestiones de justicia que se retomarían al iniciar el 2013

Compartir este artículo
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do

LA RARA COINCIDENCIA.- Al finalizar el año pasado se produjo una rara coincidencia que apuntó en la mejor dirección y que es de esperar se retome al empezar el 2013. La parte ministerial de la Justicia, y por igual la jurisdiccional, se auscultaron, buscaron dentro de sí, y encontraron que algunos de sus miembros faltaban en el plano moral. Lo que era voz popular llegó a los despachos de los responsables y estos dispusieron investigaciones y operativos que, de  llevarse hasta las últimas consecuencias, podrían aportar correctivos ejemplarizadores. La situación era del todo conocida. Policías, fiscales y jueces vivían entre quejas, querellas e imputaciones. Los agentes eran indagados, y si culpables, les daban de baja. Sin embargo, no se procedía contra los fiscales y los jueces, como si fueran las partes sanas del estamento de seguridad ciudadana. Ahora se tiene que no. Que los fiscales y los jueces también cuecen habas, y que no se pasarán por alto sus malas acciones, ya que  afectan el orden establecido y los debidos procesos de ley...

RARA Y FELIZ.- La coincidencia fue rara, pero también feliz, puesto que se habla de dinero marcado en manos de los imputados y de fílmicas que aseguran su presencia  en el lugar de los hechos. Esto es, que se hizo el trabajo, y al hacerlo no solo se detectaron faltas, sino que la investigación se acreditó como impecable. Al estar libre de toda sospecha, o usarse medios inéditos, sus resultados no dejaron dudas. No se actuó de manera meladaganaria, ni a tontas y locas, sino de acuerdo al libro de los procedimientos. Y esto es importante. Aquí no solo hay que cuidar el frente y la espalda, sino los costados, pues donde menos se espera hay un panal de avispas que pican. Este es un país de alcahuetes y complacientes, por no decir cómplices, y no se va muy lejos para inventar o manipular situaciones. Parte del problema, claro está. ¿Cuántos escándalos no se originan en la displicencia de los fiscales (y no solo los adjuntos) o en la ligereza de los jueces? La gente fue desbordada en su buena fe y está totalmente convencida de que esas ocurrencias no son casuales...

LA MALICIA Y AL MALICIOSO.- Si además de la malicia, se tiene al malicioso, y las evidencias y los medios para actuar, las condiciones son las mejores  para aleccionar a un sector importante de la vida nacional y  corregir lo indebido. La delincuencia es creciente y ninguna de las explicaciones satisface. Pero a cada momento se informa de un maleante que se  suponía preso, y andaba en las calles haciendo de las suyas. La Policía Nacional apresa, pero no suelta. Y ni siquiera tiene que ver con las medidas de coerción. De si son drásticas o leves. Son otras las instancias que se ocupan del sometimiento, del juzgamiento y de la condena. El problema fue discutido en múltiples oportunidades, y se llegó a la conclusión de que era conveniente  que hubiera coordinación y no enfrentamientos. La obstaculización no servía más que a los delincuentes, que a consecuencia de esas gazmoñerías encontraban resquicios que facilitaban su libertad. Al parecer ahora no. Si los fiscales y los jueces se saben vigilados, y  sin  excusas posibles, dejarán a los códigos hacer su trabajo...

AMBIENTE DE CAMBIO.- Esas coincidencias raras y felices de la Procuraduría General de la República y de la Suprema Corte de Justicia al finalizar el año pasado, crearon un ambiente de cambio, de cambio propicio, si a las investigaciones y detección de faltas en fiscales y jueces se agregaran otras ocurrencias casi simultáneas.  Las indagatorias adicionales a los casos archivados de los senadores Félix Bautista y Amable Aristy Castro, así como las decisiones de altos tribunales favoreciendo las controvertidas iniciativas del Ministerio Público. Esto es, se está actuando hacia adentro y hacia afuera; y el hacia adentro es una voluntad nueva y cuyos resultados dará mayor autoridad moral para el hacia afuera. No puede decirse que anden de la mano las dos vertientes de la Justicia, pero sí que asumen sus responsabilidades al mismo tiempo, y en un tema sensible al ánimo de la República. Y de la democracia. Pues lo que está sucediendo da para pensar que el Ejecutivo se mantiene distante y deja que cada instancia haga su trabajo y logre sus resultados...

COMENTARIOS 2
Comentó: maroteo1953
De: República Dominicana
Buen analisis, Orlando, de igual modo yo, como ciudadano, espero que la justica cambie para beneficio de la poblacion
2 Ene 2013 1:12 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: SanMiguel
De: Sweden
Excelente articulo Orlando. Ojalá con éstas observaciones se sigan la ruta de adecentar la justicia y, media vez esto pase ya lo demás vendrá por añadidura. Feliz 2013 para usted y que continue con sus acertados comentarios.
Ningún país del mundo progresa sin justicia.
2 Ene 2013 8:10 AM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña