http://images2.listindiario.com/image/article/357/680x460/0/89172F39-AD77-4162-B6B0-641C836D93E3.jpeg
Listin Diario
20 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:44 AM
Puntos de vista 3 Mayo 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
EL ROEDOR
JCE; compra de votos; la Kichner
Compartir este artículo
Aristófanes Urbáez
elroedor2045@hotmail,com

“Las palabras de mi obispo vasco Arnaiz, S.J., no tienen el sentido corriente, común, que los otros les damos; adquieren aliento metafísico, y como en  “El Mono Gramático”,  de Octavio Paz, cuando designan objetos y conceptos se quedan vacías al adquirir su verdadero significado de verbo”.
(A Urbáez)

Dije el sábado que en los “Estados fuertes” (sean comunistas, socialistas, monárquicos o democráticos), las leyes se cumplen o se paga el precio. ¿Quién no lo paga en Singapur o China comunista cuando es “pillado” violando las leyes? En los “Estados débiles” nada funciona; son especie de galleras donde predominan “las relaciones primarias” por encima de la institucionalidad. Por eso, y pese al gran esfuerzo hecho por Leonel Fernández y el PLD, nuestros demócratas son “risibles”, y más absurdos, como dice el Dr. Euclides Gutiérrez Félix, son los dislates que cierta gente que no tiene idea elemental de los fenómenos políticos, aunque tenga título universitario,  se cree política profesional porque milite en un partido cualquiera Y reflexionemos: ¿es verdad que vivimos en una “dictadura constitucional”? ¿Qué disparate es ése, que parece salido de uno de los adversarios disparatados de Cristina Kirchner? ¿Cuándo ha habido aquí una JCE más técnica, organizada y depurada, para que unos señores tengan una especie de “gallera” en el tribunal de elecciones? ¿Cuál es el Tribunal Electoral del mundo que envía los datos de votación al mismo tiempo a sus portales, al  los centros de cómputos de los partidos y a los medios de comunicación? ¿A cuáles medios de comunicación: radio, TV, medios escritos, online, Google, Facebook. Twitter? ¿A quién primero? Como esa gente considera que somos un pueblo de desmemoriados, es bueno recordarle que la “odiosa cadena” La Voz de la Junta Central Electoral, funcionó todo el tiempo desde 1966 y fue durante el Gobierno de Leonel Fernández (1996-2000) que se elimino; lo que quiere decir, que el PRD “encadenó” cuando fue gobierno a todos los medios de comunicación radiales y televisados a esa “Voz”; pero lo bonito fue en el 2004, hicieron, al  igual que en 1978 (cuando un Capitán del Ejército paró el cómputo), lo mismo al detener el conteo y  Bueno Torres y Yolanda Mañán “dándole vuelta al torta releyendo los mismos boletines”, que si no es por Agripino y los embajadores que se aparecieron en la JCE, nadie sabe dónde estuviéramos hoy. Eso fue ayer. Pero Eddy Olivares y Salvador Ramos, que era Juez de la JCE, no se “acuerdan”. ¡Cuántos bergantes!

2.- Compra de votos.-
Otra cosa es la compra de votos. Ahí y en las mesas electorales es que ellos deben concentrar todas sus energías. En el entrenamiento de sus delegados para que  defiendan el libérrimo derecho del pueblo sobre la soberanía del voto. No puede haber democracia verdadera si se escamotea la voluntad popular. El voto, ese sí, se debe defender pero sin el tremendismo del “guapazaso” de Candelier y romper cabezas. Ingenuo yo, creía por las tantas denuncias de las picardías de Balaguer, que me creí que era una práctica exclusiva del Balaguer. Por quien escribe, constituye una asquerosidad y agresión a la dignidad del que vende y su coto y de quien lo compra por encargo. Como en el único partido que hice vida política desde el 1973 fue en el PLD, soy boschista, y a “mi caudillo” quien le planteara “comprar votos” hubiera recibido un boche de antología. Por eso ni sé cómo se compra votos, ni nadie me ha ofrecido comprarme el mío; ni he sido jefe de campaña, ni de finanzas de nadie. Sólo de la Asociación Artística Vicentenoblense (Savin), y nadie se puede equivocar acusándome de que me quedé con un cobre. He oído, como dijo James Joyce, que “hubo una guerra” (despreciaba, al igual que Ortega Gasset, la carnicería humana). “He oído que compran votos”, pero nadie me puede ligar a esa suciedad. Y los hijos míos están advertidos. “La política no es una especulación; es lo noble de ocupar la inteligencia del hombre, después de la filosofía”. ¡He ahí la guía! Quienes lo vean de otra forma, ¡allá la escoria! No sé, lo juro, quiénes compran votos.

 3.- ‘Populismo’ argentino.-
Estoy de acuerdo y quiero, que la UE, tome cuantas providencias sean útiles para salvar la economía de España y aligerar la vida de 23% de desempleados por los aportes que España, y sobre todo después del “Pacto de la Moncloa”, de Adolfo Suárez y todos los partidos,  hicieron no sólo para planificar el desarrollo de la Madrastra, sino que sus capitales desarrollaron nichos y sectores importantes de nuestras esconomías, sin importar la “plusvalía”. La prensa española en bloque quiere aplastar a Cristina Kichner, por su decisión de nacionalizar la petrolera española más grande del país YPF, Siempre he dicho que los españoles, que nos dieron la lengua, “saben dar pelas de lengua”. Todos los países, ante la crisis económica mundial que no amaina, quieren proteger sus materias primas, y las masas han tomado la calle reclamando mejor vida. Los españoles han bautizado la acción Cristina de “robo”. Ignoro las  condiciones de Evo para nacionalizar el gas; ni de Chávez con el famoso banco español (ellos alegan pagó bien), pero lo cierto es que todos los países (grandes y chiquitos) están protegiendo sus recursos no renovables y estratégicos. La globalización seguirá y hay que acordarse de la conferencia de Arnaiz, S.J. (“Lo que se llevó España y lo que trajo España”), y el trabajo de Manuel Núñez sobre el discurso de ese populismo sui géneris llamado peronismo. Esto no se puede despachar con un simple “ladrón”, si la Cía. era una boa que se engullía el 80% de ganancias. Argentina compra gas a Bolivia y vende a Chile. España está quebrada, Argentina restringe y dice el viceministro de Hacienda, neokeynesiano, que el “papel del Estado debe ser siempre, no sólo para salvar los capitales de las crisis”.

Dos entre-títulos y las fotos de Roberto Rosario y Cristina Kichner; más las cursivas de arriba.       

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña