Puntos de vista 31 Diciembre 2012
Comentarios 1 - último digitado en 31 Dic a las 6:57 AM
Tamaño texto
FUERA DE CAMARA
Las 12 uvas como tradición de Nochevieja
Cesar Medina
Lobarnechea1@hotmail.com

Son 12 uvas que se llevan a la boca en los últimos 12 segundos del año al ritmo de las campanadas, y en cada una un deseo para el nuevo año... “Pero si se dicen, no se cumplen...” Es una vieja tradición española que se remonta a los finales del siglo X1X, años que dice la leyenda se produjo una sobreproducción de uvas en las regiones de Murcia y Alicante... “Y algo había que hacer con ellas para no tirarlas”.

Hoy a la medianoche se juntan cientos de miles de personales-- españoles llegados de todas las regiones y turistas de todo el mundo-- en la legendaria Puerta del Sol mientras el tricentenario Reloj de la Casa de Correos deja sonar sus campanas en los últimos 12 segundos del año que agoniza...

A cada campanada, una uva y un deseo... ¡Aunque se atraganten! La algarabía es inenarrable, todas las cadenas de televisión tienen programación en vivo desde la histórica plaza, con espectáculos artísticos y animación de los más afamados conductores de programas populares que se retransmiten a toda Europa y a las principales ciudades norteamericanos y a diversos países de nuestro continente.

Al terminar las 12 campanadas, la gente se confunde en un solo abrazo de felicitación con los mejores augurios para el año que está comenzando...

“Y las lágrimas corren a raudales sobre los centenarios adoquines del viejo Madrid...”, como cantó el maestro Agustín Lara.

La mayoría lágrimas de felicidad...

También de nostalgia, de añoranzas, de esperanzas, de incertidumbres... Porque para todo el mundo fue un año difícil y duro este 2012. Pero a los españoles los golpeó con crueldad una crisis como nunca antes en su historia, con una notable degradación de su nivel de vida, con paro laboral bordeando una cuarta parte de su población, con recortes en una política de bienestar que les garantizaba jubilación, salud, educación a su descendencia...

Los franceses reclaman
Los franceses reclaman la paternidad de la tradición de las 12 uvas de Nochevieja...

Y se remontan a un artículo del diario El Imparcial de 1884 con el título “las uvas bienechoras”. Los españoles, en cambio, alegan que ese escrito apócrifo no le dá a los franceses carta de naturaleza sobre una costumbre tan española como la paella valenciana.

La raíz de la tradición se traslada, de acuerdo a la versión española, al año 1882 cuando el alcalde de Madrid, José Abascal y Carredano, impuso una cuota de un duro a todo el que salía de la casa a recibir a los Reyes Magos, lo que llevó a la gente hasta la plaza del Sol a esperar el nuevo año y tomar las uvas al son de las campanadas del viejo reloj. Ya para 1903 la tradición se había arraigado en España y alcanzado todos los niveles sociales.

La leyenda agrega que en 1909 “agricultores levantinos de Murcia y Alicante” tuvieron un excedente en su producción de uvas y lograron sacarla al mercado para que la gente la consumiera a razón de 12 por persona en los segundos finales del año con la promesa de que se cumplirían todos sus deseos.

En la actualidad España es el mayor productor de uvas del mundo, con una superficie bajo cultivo de 11,750 kilómetros cuadrados. Le sigue Francia, con 8,640; Italia, 8,270; Turquía, 8,120; Estados Unidos, 4,150; Irán, 2,860; Rumania, 2,480; Argentina, 2,080; Chile, 1,840; Australia, 1,642, e Inglaterra con 10.5 kilómetros cuadrados.

Peladas y sin pepitas
Hasta que la tecnología no lo permitió en el año 2000 cuando se desarrollo en España una variedad de uvas sin semillas, llevar el ritmo de las 12 uvas al compás de las últimas campanadas para despedir el año, era para mucha gente una verdadera proeza, y para otros una auténtica contrariedad.

O se les pasaban las campanadas o se les atragantaban las uvas. Porque después de morderlas había que botar las semillas y hasta la cáscara, en aquellos casos de “los viejos remolones que juegan con futbolistas sustitutos” que en nuestro caso, llevados al beisbol, significa: “cuando faltan peloteros...” El asunto es que los productores de uvas desarrollaron en laboratorio una variedad sin semillas y de cáscara tan fina que no se percibe en el paladar, y su industrialización ha llegado al nivel en que las 12 uvas de las campanadas se venden embaladas en funditas plásticas y en latas... Y tienen en este día una demanda extraordinaria.

Se les promociona así:... “Las 12 peladas y sin pepitas”.

La gente compra el mismo 31 o antes las “12 uvas de las campanadas” como si se tratara de un producto de consumo masivo, y desde horas de la tarde del día de Nochevieja se puede ver a miles de personas cuando caminan hacia la Puerta del Sol a esperar las campanadas, uno de los acontecimientos más simbólicos de las navidades españoles....

Lo mismo que el Desfile de los Reyes Magos, que cada año se celebra a lo largo de La Castellana dejando una alfombra de dulces, golosinas y confetis, con graderías instaladas para acoger a veintenas de miles de personas que despiden de esa forma estas tradiciones cada año.

¡Definitivamente son bonitas las navidades españolas!

COMENTARIOS 1
Comentó: Papucho527
De: República Dominicana, La Vega, Concepción de La Vega
España vive hoy una situación dificil, que ha sufrido antes, después de la guerra aquella, cuando Alorca murió, y Neruda lloró su deceso y dejo caer gotas de sus lagrimas por toda America, era el tiempo en que España fue considerada "la Cenicienta de Europa", lamentable fue que el cambio se inició con Franco, un autor norteamericano dijo que: "solo con regimenes de fuerza se progresaba" Leonel, aquí, demostró lo contrario, pero en España, el principio de que "miente que algo queda" formó burbujas que hoy explotan, sin embargo, Rubalcaba lo ha entendido y hace lo que debe para mejorar su pais, ayudemosle a formar conciencia de sus necesidades para progresar.
31 Dic 2012 6:57 AM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña